¡Comparte en tus redes!

Swinger y tríos sexuales, errores comunes que no debes cometer

Alessia Di BariÚltimamente el mundo swinger ha estado muy presente en mi vida… pacientes, programas, recuerdos…

Esto no significa otra cosa, más que dicho en español, un intercambio de pareja. Eso sí –nada está escrito-, hay muchas formas en las que podemos hacer esto. A ti ¿te gustaría intentar esta práctica?

Por mucho la más famosa de todas las formas: los tríos sexuales. Es decir, invitar a un tercero en discordia –hombre o mujer, según los gustos de la pareja-. Por lo que el resultado final puede ser, hombre–mujer–hombre / hombre–mujer–mujer / hombre–hombre–hombre / mujer–mujer–mujer… Como puedes ver, en gustos se rompen géneros… es cosa de encontrar la combinación que funciona para ti.

El intercambio de pareja, se basa en una premisa básica: “Disfruto verte disfrutar” Si no eres de estas, mejor ni lo intentes. La segunda premisa: “Te amo tanto y estoy tan seguro(a) de ti, que puedo y me gusta verte disfrutar con alguien más” Una vez más, si esto no es lo tuyo, aléjate y busca otros horizontes, otras fantasías, otras prácticas sexuales… aquí, puedes salir lastimado(a).

Yo creo que puede ser algo altamente erótico, pero también estoy convencida que no es para todos. Necesitas preguntarte y observar si, de verdad, esto es lo que quieres.

Errores comunes:

  • Entrarle porque sino mi pareja me va a dejar ¡Tache! “Ceder” para complacer a alguien, un poco “a pesar de ti” –en mi experiencia- no sale bien. Al final te terminas sintiendo mal tú y haciéndosela pagar al otro –de alguna forma-… unas más creativas que otras.
  • Empezar porque mi pareja y yo estamos mal y queremos salvar nuestra relación ¡No! Es poco probable que esto los haga sentirse más unidos, si acaso, atraerá nuevos problemas. Primero pon en orden tu relación y luego ven si realmente quieren y pueden dar el paso de “abrir” la relación.
  • Creer que puedo con mis celos. Si de verdad, compartir no es lo tuyo ¿Para qué te obligas? La idea es pasarla bien, disfrutar, compartir experiencias diferentes, sexys y divertidas con tu pareja… no agonizar cada “después de” y echárselo en cara o dejarte carcomer por dentro.

Se vale intentar cosas nuevas, probar prácticas sexuales distintas… pero también se vale cuidarnos e irnos paso a pasito. Como siempre digo, vámonos de menos a más. El intercambio de pareja o el “abrir” tu relación puede ser algo increíble y que –de hecho– fortalezca tu relación, pero necesitas tener una excelente comunicación y sentirte seguro(a) de cada paso que van dando, de forma tal que en cualquier momento, se puedan sentir cómodos para replantear los términos del acuerdo o simplemente parar y retomar.

Espero te sirva mi experiencia y te des permiso de parar y observarte, antes de meterte de lleno, sin freno y sin escalas. Insisto, está increíble experimentar, pero también está increíble disfrutar cada paso.

Alessia Di Bari.

Alessia Di Bari