¡Comparte en tus redes!

Tareas y exámenes, ¿buenos o malos?

Ximena SandinoLa escuela para todos es una de las premisas que la UNESCO desarrolla en la Educación, por eso los pilares de la UNESCO son fundamentales: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos, aprender a vivir con los demás y aprender a ser. Estos conceptos que parecieran simples de cumplir son definitivamente el reto más grande en la Educación pues tenemos muy claro el para qué y el por qué; sin embargo, el cómo es lo que nos frena como sociedad a cumplir dichos propósitos.

Existen muchos modelos educativos que en su propuesta “teórica” son hermosos, lógicos y “venden mucho”, pues hoy vivimos en la mercadotecnia hasta para elegir escuela. Lo cierto es que en la realidad estos modelos comparados (Italianos, Finlandeses, Japoneses etcétera) que hoy en día las escuelas venden con la promesa de no tareas, no exámenes, nada que frustre a los niños, en mi opinión profesional son totalmente dañinos para nuestros hijos, aquí les dejo algunos argumentos para que podamos reflexionar como padres en la educación escolar de nuestros hijos:

  • Las tareas en casa son fundamentales para la creación de hábitos académicos, a veces las vemos aburridas o que no tienen sentido; sin embargo, con las tareas los niños aprenden responsabilidad y que no todo en la vida es juego o diversión. He leído muchos artículos de que las tareas son lo peor que se le puede hacer a los niños pues los “estresa” y son totalmente innecesarias, cuestión que difiero totalmente, pues al generar este hábito en la vida profesional y personal servirá para organizarnos y responder mejor ante las tareas reales de la vida y tener un equilibrio entre trabajo, juego, tiempo familiar y personal.
  • Los exámenes, son sólo un medio para evaluar habilidades o conocimientos y el objetivo de las evaluaciones es MEDIR, lo cual hoy en día a ningún padre nos gusta que evalúen o le den un juicio de valor a nuestros hijos, lo cierto es que en la vida seremos siempre evaluados y más como mexicanos, si queremos desempeñarnos fuera de nuestro país por eso debemos acostumbrar a nuestros hijos a ser evaluados y obtener mejores resultados que con el esfuerzo se logrará obtener: FELICIDAD.
  • Por último, recordemos que los conocimientos, tareas, exámenes, frustración, concursos, competencias, trabajo en equipo etcétera son los conceptos que le darán las herramientas necesarias para enfrentar la competencia en un sentido de reto y no de fracaso y esto solamente se adquiere con la práctica a lo largo de la vida escolar de nuestros hijos.

Ximena Sansino

Ximena Sandino