¡Comparte en tus redes!

Te conviene ser amigo de la señora de la limpieza

Te conviene ser amigo de la señora de la limpieza

Te conviene ser amigo de la señora de la limpieza

Una vez una compañera de trabajo se metió al baño, como de costumbre, se acercó al lavabo y tomó la fibra para lavar tu taza, después de lavarla se disponía a disfrutar de un delicioso café para iniciar la mañana de muy de buenas. En eso entró la señora de la limpieza y le dijo: "Con esa fibra también lavo la taza, pero del baño". Ya se han de imaginar la cara de asco que puso mi compañera. ¿A quién se le ocurre dejar una fibra y un poco de jabón en el lavabo? Pues... aunque no lo creas, a la señora de la limpieza.

¿Lo hizo a propósito? No, simplemente las personas hacen las cosas de forma diferente, por ejemplo: tú trapeas de forma distinta a la que trapea tu amigo, lavas los trastes muy a tu estilo. La señora de la limpieza quiere guardar ahí el jabón por alguna razón. Quizá no estemos de acuerdo, pero el chiste es que lo hace. ¿Qué hacer? Puedes sugerirle que guarde las cosas en un lugar más discreto, así lograrás un pequeño cambio, pero ¿te imaginas cuántas otras cosas hace de forma diferente a como tú acostumbras hacerlas? Definitivamente te conviene tener más comunicación con el personal de aseo.

Convertirte en el amigo de la señora o la chica de la limpieza puede tener sus ventajas, además de hacer un nuevo amigo ella te podría sacar de muchos apuros, por ejemplo si tienes un accidente como derramar el café sobre tu escritorio, ella te atenderá de diferente manera si te llevas bien con ella. Si no te llevas bien con ella podría demorar un poco más en ir en tu auxilio. Teniendo a esta persona especial de tu lado la vida en la oficina será más sencilla de lo que crees. Piensa en muchas otras ventajas que obtendrías, piénsalo.