¡Comparte en tus redes!

¡Te decimos cómo cultivar tus propias fresas!

fresasAhora que todos andamos en modo sustentable, y queremos producir nuestros propios alimentos, ¿te gustaría cultivar fresas en casa?

Como sabes, las fresas son ricas en vitaminas y antioxidantes, además de que son bajas en calorías y te ayudan a combatir diferentes enfermedades, por lo que definitivamente debes comerlas con regularidad.

Para cultivar fresas no requieres un gran jardín, puedes hacerlo en una maceta, de una forma sencilla. Eso sí, debes saber que esta planta sólo da frutos una vez al año, por lo que hay que ser paciente.

Necesitarás:

  • Plántulas o plantones de fresas. Puedes conseguirlas en cualquier tienda de jardinería.
  • Tierra
  • Abono
  • Una maceta con varios orificios y a diferentes alturas. En las tiendas de jardinería las conoces como freseros. Es muy importante que no emplees una maceta común, pues las fresas son plantas estoloníferas; es decir, que tiene brotes laterales y rastreros.

Procedimiento:

  1. Debes rellenar la maceta con tierra suficiente, pero cuidado que no se caiga por los diferentes agujeros. Asegúrate de conseguir tierra que drene bien.
  2. Planta dos cepellones de fresas juntas en la boca superior de la maceta. De esta manera, conseguirás que los brotes (estolones) bajen hasta el agujero siguiente y vuelvan a germinar.
  3. Consigue un poco de alambre para sujetar los estolones a la tierra y no se muevan fácilmente.
  4. Coloca la maceta en un lugar en el que la temperatura ronde los 15 grados centígrados.
  5. Para que la maceta no se vea tan vacía, puedes poner otras plantas decorativas en los huecos que sobran.
  6. Agrega unas pizcas de café a la tierra para elevar el nivel de nitrógeno; agrega más café si las hojas de las plantas son de color verde pálido.
  7. Asegúrate de que tu planta de fresas reciba suficiente agua y luz solar.
  8. Debes revisar la tierra a diario. Ésta debe estar siempre húmeda, pero no pastosa.
  9. Cosecha la fruta tan pronto esté madura; las fresas que permanezcan por mucho tiempo en la tierra se pudrirán.

Como puedes ver, cultivar tus propias fresas es realmente sencillo.