¡Comparte en tus redes!

¿Te estás aferrando a una relación que te hace daño?

¿Te estás aferrando a una relación que te hace daño?

¿Te estás aferrando a una relación que te hace daño?

No te aferres a un imposible, si esa relación no va por buen camino es preferible que analices la situación desde fuera, es decir, imagina a alguien a quien estimas en tus mismas circunstancias, ¿le aconsejarías que siguiera en una relación que le está afectando?

Podría ser que niegues el problema, pero muy dentro de ti sabes que tu relación se está desmoronando; Quizá admites que tienes un problema de pareja, pero lo justificas y te contentas con pensar que son cosas que le pasan a cualquiera; o bien, aceptas que su relación va mal, pero niegas las consecuencias, crees que son normales los insultos en tu relación; quizá reconoces que algo está mal, pero rehúsas buscar ayuda porque tienes la creencia de que todo se solucionará.

¿Por qué te aferras a una relación que te está haciendo daño? La respuesta es sencilla, porque eres co dependiente, tienes baja autoestima, sientes miedo al abandono o necesidad de compañía, tienes conflictos internos de la infancia para no ver la realidad y te niegas a reconocer que estás en una relación dañina. Puede ser que sigas con esa persona por costumbre, pero no porque estés enamorada. En algunos casos la verdad está comprometida cuando una persona está enamorada, es decir, tu enamoramiento no te deja ver las cosas que te están perjudicado, estás segura(o) de que un día tu pareja va a cambiar y que entonces todo será perfecto, pero la verdad es que no.

¿Perdonas faltas de manera repetida?, ¿te sientes resentido o usado por tu pareja?, ¿tienes el deseo de que algún día todo cambiará?, ¿evitas tus comentarios para llevar la fiesta en paz?, ¿justificas las cosas malas que hace tu pareja? Si respondes afirmativamente, tu relación no va por buen camino, así que debes tomar una decisión.

Tomar una decisión no siempre significa una ruptura amorosa, puedes hablar con tu pareja sobre las cosas que les afectan. Recuerda que una relación de pareja es para disfrutarse, no para sufrirse. Si las cosas no van bien es mejor que no des todo en esa relación. Convence a tu pareja de ir a terapia, si tu pareja no desea ir asiste a terapias individuales, es posible que soluciones muchas cosas. Si a pesar de las terapias las cosas no se solucionan, opta por finalizar tu relación.

Trucos infalibles de un seductor exitoso, aquí.

Enamórate de sus cualidades, no de su belleza, aquí.

Tu seguridad te hace ser una persona más atractiva, aquí.