¡Comparte en tus redes!

Thomas Alva Edison y su bombilla eléctrica

En ocasiones, las grandes ideas, ésas que cambian la historia y el rumbo del mundo, no son fruto de una sola mente, sino que intervienen el ingenio y creatividad de varios Tal es el caso de la lámpara incandescente, bombilla o foco, como quieras llamarle.

Los libros de Historia suelen atribuirle este invento a Thomas Alva Edison (1880), quienes saben de Ciencia tienen claro que el norteamericano no fue el único cinetífico que concentró sus esfuerzos en crear un sistema de iluminación funcional, con un generador, cables y una bombilla de filamento de carbono.

De hecho, en Gran Bretaña, la invención de la bombilla eléctrica se le atribuye a Joseph Wilson Swan, quien en 1875 patentó una lámpara incandescente de filamento de carbono y oxígeno residual en el tubo de vacío. Este gas garantizaba que el foco brillara por 13 horas.

La principal diferencia entre una bombilla y otra es que Edison logró crear un vacío total dentro de ésta, proporcionándole 1,200 horas de vida y garantizando su uso a gran escala, no sólo en un laboratorio.

 

La versión oficial asegura que Alva Edison patentó la bombilla en 1880.

La versión oficial asegura que Alva Edison patentó la bombilla en 1880.

 

Lo más simpático es que, después de que Edison y Swan se volvieran socios y perfeccionaran la bombilla, se supo que la primera versión de lámpara incandescente fue hecha en 1854, por el mecánico alemán Heinrich Göbel. Su diseño incluía un filamento de bambú carbonizado y mercurio para evacuar el gas del bulbo.

Más allá de a quién se le ocurriera la idea de crear la lámpara incandescente, no podemos negar que este invento cambió por completo la historia. Al dejar de usar velas y contar con iluminación eléctrica, se modificaron los patrones sociales y los métodos de producción industrial.

Además, la bombilla de Edison (apeguémonos a la versión oficial y no entremos en conflictos) sentó las bases para otros desarrollos científicos y tecnológicos. Por supuesto, debemos considerar otras versiones de lámparas, como las fluorescentes y de LED, pero… ¿has considerado cuántos aparatos tienes en casa o la oficina que incluyen un foco?

El modem de internet, los controles de tu televisión y videojuegos, computadoras, celulares, refrigerador, estufa y horno de microondas, entre muchos más. Y sí, todos comenzaron con un simple foco.

 

Checa aquí otras ideas que cambiaron el rumbo de la humanidad.

Aquí te damos algunas ideas para mejorar la iluminación de tu casa.

Ahorra energía eléctrica en casa. Aquí te decimos cómo.