¡Comparte en tus redes!

La importancia del 'tiempo fuera'

Dr. Edilberto Peña de LeónPensemos en alguno de los partidos de post temporada de la NBA que nos están emocionando en estos últimos días. Los Cavs de Cleveland están siendo apaleados por los Indiana Pacers en el tercer cuarto y súbitamente el entrenador decide levantarse del asiento, voltear al arbitro y solicitarle un urgente 'Tiempo Fuera'. Les grita, corrige, pone en el orden, les enseña el punto de vista de alguien que está observando el fenómeno del juego desde fuera, para finalmente, darles una serie de herramientas para enderezar el barco que se hunde. Resultado: Lebron James retoma el control de las acciones ofensivas, la defensa hace un cerco impasable alrededor del aro y los Cavs le dan la vuelta al marcador ganando el partido.

Convirtamos esta historia a nuestra vida personal. Me encuentro conforme pasan los días en una situación más apremiante: tengo un familiar con un cáncer terminal que nos está desgastando las fuerzas y la economía poco a poco; mi empresa entra en una etapa de reestructura, hay rumores de compra y con ese panorama mi puesto está en gran riesgo de perderse en el siguiente semestre; tengo la cabeza demasiado ocupada y no le pongo la atención necesaria a mis hijos adolescentes que en su afán de independencia están verdaderamente urgidos de que su padre se dedique un tiempo a ponerles límites claros a sus conductas de emancipación; tengo insomnio, estoy demasiado cansado, como mal y mis últimos exámenes de laboratorio están con niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa justo donde mi médico ya me envió tres o cuatro medicamentos y me puso una cara de exigencia sobre la dieta y el ejercicio. En fin, la incertidumbre de lo que va a pasar, la inestabilidad del ambiente que me rodea y la falta de soluciones rápidas a la mano están convirtiendo a mi vida en un caos. Es el momento de que una voz en mi cabeza grite:'Tiempo Fuera'

  • Si me tomo un respiro los problemas no van a desaparecer, seguro no se harán más grandes de lo que ya están, pero alejarme unos días del ojo del huracán me va a ayudar a tener una perspectiva desde fuera de los conflictos y pensar en soluciones alternativas que podrían funcionar.
  • El cuerpo y la mente sobre exigidos van a agradecer un descanso momentáneo. Si no le pongo algo de atención a mi salud, sólo voy a crecer la bola de nieve de mis preocupaciones. Este reposo temporal no tiene que ser forzosamente de holgazanería, tratemos el concepto del “descanso activo”: pon en orden tus horarios de levantarte, eso hará que caigas en sueño más fácil, respeta la agenda de tus comidas diarias, hazlas lo más balanceadas posibles, y comprueba que el ejercicio moderado3-4 veces por semana, hace que mis neurotransmisores se secreten de mejor manera.
  • Así como los Cavs necesitaron del entrenador que les diera las herramientas, no hay que tener miedo a pedir ayuda en los momentos de crisis. Cuando hacemos estos pedidos en el momento adecuado, a las personas correctas y de la manera más asertiva posible, resultará muy difícil que nos nieguen nuestra solicitud de auxilio.

Así que, aunque no seas Lebron James, si estás en sumido en las catástrofes de la mayoría de las áreas de tu vida, explora la posibilidad de un'Tiempo Fuera'.

Dr. Edilberto Peña de León

Edilberto Peña