¡Comparte en tus redes!

Tips para superar la resaca financiera del regreso a clases

deuda_regreso_a_clases¿Cómo te fue con el regreso a clases? ¿Te quedó algo en la alcancía? De todo corazón, esperamos que así sea, pero lo dudamos bastante. Cada año es lo mismo. Los papás gastan hasta lo que no tienen para surtir interminables listas de útiles y ataviar a sus hijos con uniformes y zapatos que dejarán de servir antes de que termine el ciclo escolar.

Tal vez no te haya pasada, pero es justo en este momento del año, cuando las tarjetas de crédito se sobregiran y las filas en las casas de empeño son kilométricas. Lo peor es que uno nunca sabe cómo diablos va a liquidar esa deuda y equilibrar sus finanzas, antes del siguiente golpe al bolsillo: la temporada navideña.

Pero no nos adelantemos y veamos cómo superar esta resaca financiera. Dado que nosotros somos especialistas en finanzas personales (nuestras cuentas bancarias son la mejor prueba de ello), decidimos buscar a alguien que sí sabe de lo que habla: Sofía Macías, autora de Pequeño cerdo capitalista.

De acuerdo con Sofía Macías, lo primero que debes hacer es averiguar por qué te endeudaste. Está claro que el regreso a clases es la razón principal, pero… ¿qué ocurrió? ¿Gastaste más de lo que podías? ¿No tenías un fondo de ahorros o éste fue insuficiente? ¿Se te pasaron las fechas de corte y pago de tus tarjetas de crédito? Ubicar este punto no cambiará el pasado, pero si evitará que vuelva ocurrirte lo mismo.

En cuanto hayas dado con el hilo negro, haz una auditoría de cuánto debes en total (créditos, préstamos, tarjetas, hipotecas, todo), a quién le debes (bancos, almacenes, al compadre, etcétera), a qué tasa de interés y, sobre todo, cuál es más urgente que pagues.

Ahora que tienes claro tu nivel de endeudamiento, analiza cuál es tu capacidad real de pago. En función de tus ingresos y los gastos fijos que tienes, (como comida, agua, luz, gas, etcétera), ¿cuál es el monto máximo que puedes pagar?

¡Ojo! Antes de que des con la gran cifra, considera cortar los llamados gastos hormiga (cigarros, dulces, café, comida rápida, etc.) y obtener una segunda fuente de ingresos. Lo importante es que no dejes que la deuda crezca, pues mientras más tiempo pase, más difícil te resultará liquidarla.

Por último, y para evitar que el próximo año te estés tronando lo dedos porque no te alcanza para los útiles de los niños, debes comenzar a ahorrar a la de YA. Tal como lo dice Sofía, no necesita ser una cifra exorbitante, lo importante es que te hagas el hábito.

NOTAS RELACIONADAS

Aparta el 10% de tu quincena, te sacará de apuros. Aquí.

Hábitos que te harán tener más dinero. Acá mero.

¿Quieres pedir una tarjeta de crédito? Checa aquí todo lo que debes considerar antes.