¡Comparte en tus redes!

Todo lo que debes saber antes de rentar un departamento

Todo lo que debes saber antes de rentar un departamento

Todo lo que debes saber antes de rentar un departamento

Si piensas rentar un departamento debes de investigar unas cosas antes de tomar esta decisión. Puede ser que estés planeando vivir cerca de tu trabajo, te casaste y comenzaste a vivir con tu pareja, o simplemente comienzas un nuevo estilo de vida.

Vivir solo no es cosa fácil, implica tener más responsabilidades y mayor gasto económico, pero también es una buena forma de salir de tu zona de confort y comenzar a ser más independiente. A continuación las cosas que debes saber antes de rentar un departamento.

1.- Zona. La mayoría de las veces te cambias porque quieres estar más cerca de tu trabajo, o en una zona más céntrica, esto es lo que buscan la mayoría de las personas que están acostumbradas a vivir a las orillas de la Ciudad de México, un fenómeno muy común en la ciudad más grande del mundo.

2.- El precio. El deseo o propósito de vivir en un lugar más céntrico debe concordar con el presupuesto, evita a toda costa limitarte demasiado, no es nada sano quedar al límite, realiza un plan que te permita tener un sobrante sustancioso, así tu vida será más cómoda y no estarás ahogándote con preocupaciones de dinero. No se te olvide preguntar por los gastos extras, por ejemplo si hay alguna clase de cuota vecinal de algún servicio. Que no te de pena preguntar de todo, pues es tu dinero.

3.- El estado de la vivienda. Revisa que la casa o departamento cuente con los servicios básicos, que esté en buen estado (que no haya humedad en las paredes, que puertas y ventanas abran y cierren correctamente, si el lugar está correctamente ventilado, si entra suficiente luz y que  el baño este en perfecto estado.

4.- Ve las publicaciones. Revisa las diferentes publicaciones impresas o por Internet en la zona en donde quieres vivir.

5.- Servicios de los alrededores. Toma en cuenta el costo del transporte público, las tiendas de autoservicio, plazas comerciales, gimnasios, parques y centros de entretenimiento. Si tienes la oportunidad de conocer a alguien que viva en la zona pídele consejos de cómo transportarte, qué comer, dónde comprar etcétera.

6.- Documentos. Muchos arrendadores te piden como requisito información general como lugar actual de residencia, dirección de tu trabajo, referencias familiares, un fiador propietario de un raíz bien (comúnmente llamado aval, si no tienes un fiador en esa ciudad hay la posibilidad de contar con un aval que tenga una propiedad en otra parte de México o contratar una fianza de arrendamiento), depósito de un mes del precio de la renta.

7.- Revisa el contrato. Lee con mucho cuidado las cláusulas del contrato, las agencias de bienes raíces tienen derecho a obligarte a desocupar un inmueble si perturbas la tranquilidad de tus vecinos.

Sé respetuoso con los dueños de la casa, recuerda que no eres el propietario, sé puntual con tus pagos, si tienes la oportunidad divide el gasto con un compañero y recuerda que el valor de la renta se eleva año con año.