¡Comparte en tus redes!

Todo lo que debes saber de la artritis

artritisEl tiempo no pasa en balde. Después de ser una persona activa, llega el día en que sientes el cuerpo rígido, y moverlo te causa mucho dolor, sobre todo en las manos, rodillas y hombros. En gran medida, esto puede deberse a que tus articulaciones están inflamadas y calientes. Si esto te ha ocurrido en más de una ocasión, podrías tener artritis.

Propiamente, la artritis es un padecimiento que puede estar asociado a otras enfermedades que afectan los huesos, músculos y otros tejidos, por lo que pueden existir más de cien variantes; sin embargo, en términos generales, se presenta inflamación, rigidez y dolor en las articulaciones.

Otros síntomas que pueden alertarte son: fiebre, pérdida de peso, dificultad al respirar, sarpullido o picazón.

Los tipos más comunes de artritis son:

  • Osteoartritis. Suele estar asociada a la edad y afecta principalmente a los dedos de las manos, las rodillas y la cadera. Frecuentemente, se desarrolla este tipo de artritis en las partes del cuerpo en donde hubo una lesión.
  • Reumatoide. Es una enfermedad autoinmune, que no sólo afecta las articulaciones y huesos (por lo general de manos y pies), sino que causa daño a órganos vitales, como el corazón o lo riñones.
  • Gota. Este tipo de artritis suele presentarse en aquellas personas que consumen carnes rojas en exceso, ya que estos alimentos favorecen la acumulación de ácido úrico en las articulaciones, causando dolor e inflamación. Aunque la articulación del dedo gordo del pie es la más afectada por la gota, puede presentarse en cualquier otra.

Si has presentado dolor en las articulaciones es importante que acudas al médico y no te auto mediques o recurras a remedios caseros. Aunque éstos pudieran aliviar tu malestar, es necesario descubrir si la artritis está relacionada con algún problema de salud más severo.

Lo que sí puedes hacer para disminuir tu dolor es:

  • Darte un baño de agua tibia.
  • Hacer algunos ejercicios ligeros de estiramiento.
  • Ponerte hielo sobre la parte adolorida.
  • Descansar la articulación adolorida.

Lo más importante es que no te hagas la valiente y a la menor señal de dolor o rigidez acudas al médico.