¡Comparte en tus redes!

Todo lo que necesitas saber de los lubricantes sexuales

Todo lo que necesitas saber de los lubricantes sexuales

Todo lo que necesitas saber de los lubricantes sexuales

Toda mujer se lubrica naturalmente al excitarse, la sangre se concentra en las paredes de la vagina y sus glándulas sueltan un líquido traslúcido que cubre las paredes, este proceso tiene mucho que ver con la cantidad de estrógeno de la mujer. La falta de este lubricante provoca molestias al tener relaciones sexuales.

No los encuentras solamente en los sex shops, también se venden en farmacias y en los centros comerciales.

¿Por qué usar lubricantes?

Su uso facilita la penetración y hace que haya más placer en él y en ella, pues cuando hay sequedad vaginal puede haber molestias en ella y en él. El gel permite relaciones más agradables, el gel lubricante es hipoalergénico y compatible con todos los preservativos. La vaselina se usó por mucho tiempo, pero daña el látex.

¿Cuándo usar este producto?

Los expertos lo recomiendan cuando hay sequedad vaginal, también cuando el pene es muy grande o la vagina es muy estrecha, el lubricante previene el dolor postcoital. El lubricante es buena opción a la hora de practicar el sexo anal, pues el ano no es una zona hecha anatómicamente para la penetración, pues aunque excita y dilata no tiene función de lubricación. Se recomienda usar lubricante con los juguetes sexuales y otros objetos, pues el gel te ayuda a tener una penetración más suave y evita la irritación si te masturbas con un objeto mucho tiempo. No es compatible un lubricante a base de silicona con juguetes de silicona.

Tipos de lubricantes

De acuerdo con las investigaciones científicas, las mujeres tienen más placer cuando utilizan lubricantes sexuales, pues hay menos fricción.

A base de agua. Muchos recomiendan los lubricantes a base de agua, son más baratos y menos agresivos con la vagina, pero se evaporan fácilmente, por eso es recomendable volverlo a aplicar cuando termine su efecto.

Lubricantes a base de silicón. Duran más tiempo sin perder su efecto, son ideales para tener sexo en agua, pero no se recomiendan para el sexo oral, tampoco para los juguetes de silicón, pues se te pueden echar a perder y pierdes tu diversión.

Puedes conseguir lubricantes con sabor, aroma, biológicos, comestibles, calientes y hasta anales con dilatador.

Recomendaciones al utilizar lubricantes sexuales

Es mejor elegir los que están hechos a base de agua y evitar los de aceite o la vaselina, pues provocan infecciones y pueden modificar el ph de la piel de las mujeres.

Si tienes sexo anal es mejor que tengas dos lubricantes, uno para uso vaginal y otro para uso anal. Hay lubricantes en muy distintas presentaciones, cremas, gel, líquido y en supositorios.

No es necesario usar mucho, pon una o dos gotas en la punta del pene, en el clítoris o en la vulva, puedes humedecer los dedos con algunas gotas e introducirlos en la vagina. Demasiado lubricante puede provocar irritación.

Evita los lubricantes caseros, pueden dañar tu piel, la saliva no puede contarse como lubricante sexual natural.

Guarda tu frasco en un lugar seguro, seco y fresco, vigila la fecha de caducidad. Lava tus genitales después del sexo y retira el exceso de lubricante.