¡Comparte en tus redes!

Mariesther Martínez Eroza

TODOS LOS HOMBRES CARGAN UN ARMA Parte 2

 No solo el tema está de moda y se está hablando sobre ello en todos los ámbitos, sino que además, estamos en el mes de noviembre y el 25 es el Día Internacional de Lucha Contra la Violencia de Género. Lo cual hace que este mes se reflexione aún más sobre el tema.

La violencia en todas sus formas debería estar penada, sobre todo cuando se ejerce contra el débil o el frágil; lo cual me lleva a pensar que hoy que las mujeres nos hemos empoderado y no se nos toma como el “sexo débil”, tenemos que aceptar que hay un tema de fuerza física o bruta, así como de fuerza interior y fuerza de voluntad que nos sobrepasa cuando de abuso se trata.

Pareciera que la libertad y los derechos que hemos ganado nos convierten aún más en blanco de agresiones y abusos por una parte del género opuesto (que no es toda por supuesto); gente que no ha trabajado con sus instintos, sus complejos o sus fobias.

Mientras no vivamos en una sociedad madura y con una consciencia superior, nuestras libertades siguen en riesgo, por lo tanto, las mujeres tenemos que cuidarnos. Aprender a no ponernos en situaciones de riesgo, fortalecer nuestra autoestima, denunciar las agresiones, hablar de estos temas abiertamente con nuestros hijos e hijas, así como parejas.

SITUACIONES DE RIESGO

REDES SOCIALES: Hay muchas formas de ponernos en riesgo y hoy una de ellas son las redes sociales. Lo de hoy es subir fotos, checar en todos los lugares donde llegamos, aceptar a todo mundo como amigo y dar más información de la necesaria.  Una cosa es la intención con la que las subes y otra es la forma como los demás la interpretan. No des demasiados datos.

CONFIAR: Aprende a conocer a la gente. Hoy que el mundo es tan abierto y tan global, pensamos que podemos confiar en cualquier persona. Tenemos un conocido nuevo y lo convertimos en amigo del alma confiándole nuestra integridad. Hay relaciones de una noche que se convierten en noviazgos de una semana o en pareja de 6 meses, sin conocer los valores, orígenes y mañas de la esa persona.

ALCOHOL Y DROGAS: Una de las libertades que gozamos las mujeres ahora en día es ir a un bar, un antro, pasarla bien. El problema es cuando se nos pasa la mano en la bebida y hay quienes en su libertad de elegir consumen algún tipo de droga. Los efectos de esas sustancias en el cerebro hacen que nuestra voluntad disminuya. La capacidad de opinar, defendernos y actuar se ve completamente afectada por le ingesta de lo que en ocasiones no es ni siquiera lo que pedimos porque es bien sabido que hay lugares que agregan sustancias más toxicas que tienen como fin afectar la voluntad de las personas. Y caemos, nos ponemos en riesgo. Por eso es bueno ir acompañadas, controlar lo que ingerimos, que nuestra familia sepa en donde estamos.

FORMA DE VESTIR: Y aquí se me van a enojar un poquito, pero es un tema en el que vamos a necesitar sentido común. Si me voy a subir al metro en hora pico, o a la pesera por favor, evitemos todo aquello que no nos permita desenvolvernos en caso de emergencias. Hay ropa para lucirnos y vernos muy guapas pero no en el pasaje, ni en el trabajo o en donde existan personas que no les va a importar si tu ropa es Zara o Zaragoza, Gucci o Fuchi, sino que van a ver un mensaje que sus mentes torciditas están recibiendo a pesar de que no fuera tu intención enviarlo.

EVITAR HORARIOS Y LUGARES SOSPECHOSOS: En este caso me refiero a esas personas que te citan en un horario en donde las personas ya salieron de trabajar, o el jefe que te pide te quedes un ratito más cuando no hay nadie o alguien que te cita en lugares que desconoces. Desafortunadamente la ocasión hace al agresor y “la noche oscura, la casa sola” y todos esos factores pueden ponerte en un riesgo que puedes evitar.

En la próxima entrega hablaremos más sobre cómo evitar los riesgos.

Sígueme en twitter @mariesthermtz o en Facebook Mariesther Martínez Eroza

Mariesther Martínez Eroza