¡Comparte en tus redes!

¿Trabajas para vivir o vives para trabajar?

Amilcar_VALDES¿Qué pensarían si les digo que mi semana estuvo relajada y tranquila? Qué de hecho no tuve mucho que hacer y pude tocar la guitarra, jugar videojuegos y leer un poco. Aproveche mi tiempo libre para tomar café con mis amigos y descansar.

Probablemente muchos pensarían que no me haría mal buscar algo más útil que hacer. Brené Brown menciona 10 directrices para vivir una vida plena, 10 cosas que cultivar y 10 cosas que descartar. La número 7 es cultivar el juego y descanso descartar el agotamiento como un símbolo de status social.

Es curioso cómo los papeles se han invertido; el trabajo pasó de ser algo que hacemos para vivir a algo que vivimos para hacer. Me gustaría pensar al menos, que todos están viviendo su pasión de vida en el trabajo, que cada día se sienten realizados por cumplir su misión de vida, pero sé que en la mayoría de los casos no es así.

¿Hace cuanto que no te das un día libre para jugar con tus hijos, con tu pareja, con amigo o simplemente visitar un museo acompañado de la gran compañía que eres tú mismo? Yo he hecho el experimento varias veces de hablar de lo cansado que estoy de trabajar y la reacción es aprobación absoluta, pasa todo lo contrario cuando menciono que estoy descansado.

Este año uno de mis propósitos fue cumplir con esa séptima directriz. La verdad es que no ha sido fácil buscar la forma de darme espacio para cultivar mi descanso y sobre todo empezar a realizar mis hobbies. Tiene más de 10 años que no establecía una rutina para practicar la guitarra al menos 30 minutos diarios, hacer una hora de ejercicio y leer un rato. No todos los días lo he logrado pero paso a pasito voy encontrando la forma de darme espacio para mí, para hacer las cosas que amo.

Curiosamente el resultado es benévolo en todas las áreas de mi vida (Si también en mi sacrosanto trabajo), comienzo a estar satisfecho en varias y esto se ha traducido en una mayor capacidad de concentración en lo que estoy haciendo, por supuesto que ahora me cuesta menos trabajo dormir y en general estoy con una actitud más proactiva.

Mi tarea para esta semana es que hagas un recuento de los hobbies que has dejado atrás y comiences a hacerlos. Recuerda comenzar con lo más fácil y después ve subiendo de nivel poco a poco, el descanso y el juego sin culpa también son músculos que se ejercitan y lleva un tiempo tenerlos en forma.

Amilcar Valdes Farrugia