Trucos caseros para acabar con las cucarachas

¡Comparte en tus redes!

En este mundo no hay nada peor que encontrar una cucaracha en tu cocina. Para colmo, el hecho de que veas una sólo es señal de que detrás de tus muebles hay cientos de estos insectos esperando que te descuides para salir.

Debes tener en cuenta que las cucarachas no sólo son repulsivas, sino que transmiten decenas de enfermedades y pueden contaminar tu comida sin que te des cuenta. De ahí la importancia de que acabes con ellas lo más pronto posible.

Aunque estos insectos son sumamente resistentes, existen trucos caseros que te ayudarán a eliminarlos, sin poner en riesgo a tu familia usando insecticidas tóxicos.

Algunos de estos remedios son:

  • Veneno. Para preparar este compuesto necesitarás ácido bórico y azúcar glas. Revuelve perfectamente el ácido bórico con el azúcar glas. Espolvorea la mezcla por los lugares en los que has visto a las cucarachas o por donde crees que pueden estar. Aunque se sabe que el ácido bórico es un potente insecticida, al mezclarlo con el azúcar glas lo dotas de una acción residual, gracias a la cual podrá seguir matando cucarachas por más tiempo. Esto se debe a que el azúcar glas tapa las vías de evacuación del insecto, por lo que terminará explotando. No suena agradable, pero es un remedio efectivo.
  • Insecticida. Si quieres acabar con estos desagradables insectos, puedes preparar tu propio insecticida. La ventaja de usar esta mezcla es que no contiene elementos tóxicos. Sólo tienes que mezclar jabón líquido con agua. Pon la sustancia en un atomizador y rocía con ella a las cucarachas. Verás que mueren de inmediato.
  • Aceites esenciales. A las cucarachas no les gusta el aroma de los aceites esenciales (clavo, menta, tomillo, romero o lavanda), por lo que te recomendamos que humedezcas algodones con estas sustancias. Posteriormente, colócalos en las zonas donde sueles ver a las cucarachas, o incluso donde sospechas que están sus nidos. Verás que el aroma las ahuyenta.
  • Pepino. Al igual que los aceites esenciales, el pepino es un excelente aliado para ahuyentar a las cucarachas. Puedes colocar algunas rodajas en los lugares donde las has visto, o licuar un pepino con todo y cascara. Humedece un trapo con esta mezcla y pásalo por los lugares por los que crees que entran. Recuerda pasar el paño por la parte inferior de puertas y ventanas.

Más allá del truco que uses, no olvides mantener tu casa limpia. Evita dejar platos sucios o restos de comida, pues inevitablemente atraerán a las cucarachas.