¡Comparte en tus redes!

¿Tú eres Alfa o Beta?

Leonel Castellanos¡Ahhh! el clásico y sonado concepto del macho Alfa. Pero ¿Qué diablos es eso? ¿Hay hembras Alfa? ¿Eso significa que también hay Betas? ¿Cuál soy o cuál quiero ser? ¿Puedo escoger? Las respuestas a esto y más en las ideas que ayudan (de leopi) de esta semana. Ahí les Boy George.

Sí, hay hombres Alfa y mujeres Alfa. Los dos son casi siempre los que toman las decisiones de los planes de su “manada” (trabajo, familia y amigos). Son personas emprendedoras, con iniciativa, casi siempre terminan siendo jefes, ejercen una atracción sobre la gente a su alrededor y muchas veces terminan en puestos o lugares altos y visibles. Es fácil identificarlos, por ejemplo en bandas de rock, muchas veces son el frontman o la frontwoman. Ejemplo Fher y Alex de Maná.

Los y las Betas son hombres y mujeres que prefieren no estar en el spotlight, son buenos empleados, prefieren seguir instrucciones, funcionan muy bien en equipo y hacen muchas cosas que hacen los Alfas, pero no buscan tanto liderar, ser famosos, ni ser seguidos. En un grupo de rock pocas veces son el frontman o frontwoman, lo que sí son, es una parte fundamental del equipo. Ejemplo el resto de Maná.

Seguramente para este momento ya sabes cuál eres, y no tiene nada de malo ser alguno de los dos, son simples preferencias personales, pero lo que sí te puede ser útil es aprender a identificarlos para poder tratarlos de forma en que logres tus propósitos con ellos, o para pasar a convertirte en el que te acomode más.

Para impactar a una Alfa: Déjalo sentirse Alfa, elógiale algo que realmente admires de él o ella, demuéstrale admiración, no compitas por el reflector con él o ella, dale el asiento de la cabecera, déjalo hablar más que tú, dale opciones, pero que él o ella escojan y hazlos sentir indispensables, casi, casi que la idea que se te ocurrió a ti nació gracias a ellos. Voilá ahora ya es fácil convencerle o venderle una idea.

Para impactar a un Beta: No le pidas que produzca, dile que hacer, hazlo sentir parte del equipo, pero no le pidas que hable en público, hazlo sentir cómodo dentro de su propio círculo y espacio personal, pon a alguien más o a ti en la posición Alfa (si es que tú eres o estás tratando de convertirte en el Alfa de alguna manada) Listo, tienes a un Beta contento.

Una vez que tienes contenta y cómoda a la persona a la que quieres impactar, sea Alfa, Beta o Alebrije, puedes proceder a aplicarle todas las demás ideas que he aportado a esta página y pronto serás tu versión más impactante, persuasiva, carismática y atractiva y tendrás a todo mundo diciéndote que sí. Haz que suceda.

Leonel Castellanos