¡Comparte en tus redes!

Tú podrías padecer onicofagia

Tú podrías padecer onicofagia

Tú podrías padecer onicofagia

¿Te comes las uñas de las manos constantemente?, ¿tienes las uñas demasiado cortas que incluso tienes dolor? Tú podrías padecer onicofagia. Este mal se refiere al hábito de comerse las uñas, el término médico viene del griego "uña" y "comer", quienes la padecen generalmente se comen sólo las uñas de las manos, es una manía que no puede controlarse.

Es una enfermedad que el paciente no puede controlar, la enfermedad es de carácter psicológico y es menester acudir a ayuda profesional. Algunos pacientes han llegado a quitarse las uñas completamente hasta dejar el dedo o los dedos sin uñas.

Algunas causas de esta enfermedad son la intranquilidad (cuando hay mucho estrés, se tienen problemas o se está ansioso), aburrimiento (la inactividad y ganas de entretenerse en algo también puede provocarlo), perfeccionismo (son quienes no quieren tener en las manos ninguna irregularidad), imitación (ocurre en los menores de edad al imitar a sus padres), causas psicosomáticas (personas que quieren provocarse dolor, sufren violencia en la familia o fueron criados muy severamente) y las emociones (por timidez, baja autoestima, una perdida sentimental o matrimonial).

Daños físicos

Las personas con onicofagia se provocan microlesiones cutáneas que pueden generar infecciones locales, sobre todo cuando se muerde la uña a raíz de las falanges.

Daños sociales y psicológicos

Los pacientes tienen vergüenza al mostrar sus manos estropeadas, lo que provoca conductas agresivas o aislamiento, esto se refuerza cuando hay dificultad en dejar el hábito. Quienes se muerden las uñas son personas ansiosas, tímidas e introvertidas, generalmente.

Ayuda psicológica

La mejor persona que puede ayudarnos a tratar esta enfermedad es un psicólogo, sin embargo te damos algunos tips: El barniz es una mala idea, pues la persona que padece onicofagia se acostumbra al sabor amargo del barniz, lo que puede provocar una intoxicación del paciente; masticar raíz de regaliz te ayuda a mantener los dientes ocupados, esto te ayudará a ir superando esta adicción, ten en cuenta que esta raíz no se come; golpea ligeramente una superficie con la yema de los dedos, te ayudará a eliminar el hábito y a fortalecer tus uñas.