¡Comparte en tus redes!

¿Tus hijos tienen un hobby? Una actividad así es muy benéfica

¿Tus hijos tienen un hobby? Una actividad así es muy benéfica

¿Tus hijos tienen un hobby? Una actividad así es muy benéfica

En la vida debe haber un balance, no todo es juego y no todo es trabajo, el ser humano necesita estar en un punto intermedio, esto es aplicable también para los niños. Una "actividad favorita" es una necesidad del ser humano, pues si no tiene un pasatiempo estará inquieto.

Las responsabilidades tienen un grado de importancia en la vida cotidiana, pero además de ello, los niños también necesitan de juegos. Pero... ¿un hobby? ¿En qué categoría entra eso? Para el desarrollo integral de un niño es necesario ir a la escuela, pues brinda herramientas y enseñanzas para el futuro, por su parte el juego ofrece beneficios emocionales, sociales y un desarrollo motriz. El pasatiempo es un punto intermedio entre ambas actividades, y brinda otro tipo de beneficios.

Los hobbies ayudan al autodescubrimiento y benefician la autoestima, el niño explora habilidades y conocimientos, con esta actividad aprende por placer sin necesidad de estar pensando en las calificaciones. Los pasatiempos brindan autorrealización, mejoran la concentración y la determinación, favorecen el desarrollo de talentos y hacen que el niño establezca objetivos, lo cual puede ser determinante para su vida futura, pues podrían descubrir una vocación.

Un interés independiente de la escuela desarrolla la autoconfianza y mejora la autoestima, pues los niños se dan cuenta de que son capaces de lograr cosas, además se vuelven más comprometidos, quizá los intereses cambien con el tiempo, pero gana conocimientos y experiencia.

Sin presiones

Fomenta un hobby en tu hijo o en tu hija, pero no lo presiones a hacerlo, se trata de algo que se hace por que gusta, no porque es algo que nos obligaron a hacer, no se trata de inscribirlo a clases de guitarra, natación, etc. Más bien se trata de que prestes atención, porque el interés debe surgir de tu hijo, observa qué cosas le llaman la atención o a qué actividades muestra más inclinación. entonces impúlsalo a dedicar tiempo a ello. ¿Cómo hacerlo? La mejor manera es con el ejemplo, dedica tiempo a tus propios intereses y busca ese algo que te haga feliz, o bien guía a tu hijo a buscar lo que le gusta, si necesita un espacio para esa actividad, destina un rincón en el hogar para que lo haga.

Puede ser que a tu hijo le fascine pintar, patinar, practicar un deporte, tomar fotografías o escribir. Cuando los niños exploran sus intereses son más felices.

Te animamos a que inicies con un nuevo hobby, aquí.

Qué debes hacer cuando te das cuenta de que perdiste a tu hijo, aquí.

tipos de peligros que enfrentan tus hijos al navegar por Internet, en este link.