¡Comparte en tus redes!

Tus manos tus mejores aliadas, aprende a tocar el cuerpo del hombre

El delicado y oscuro arte de la seducción se lleva en cada poro de la piel y podemos explotarlo de diferentes maneras, a través de gestos y movimientos, donde el lenguaje corporal forme y sea el centro de las miradas de los sujetos de deseo.

Una de las técnicas más “inocentes” es la del roce de las manos, misma que a través de caricias se convierte en el arte del placer, que tanto tú como tu pareja pueden ir explorando y ¿sabes? ¡Puedes aprender cómo!

DESPIERTA LA PASIÓN

Y no nos referimos al slogan de tu cafecito de la mañana, si no a ir descubriendo paraísos de piel en tu pareja hasta ahora desconocidos para ti y para él, en los que vivir o compartir momentos en pareja sean el gratificante y melodioso paso al aumento del placer.

ESTIMULA EL DESEO

Evita asumir cuáles con los gustos de tu pareja y ¡explórala! Comienza con caricias suaves y tibias, que recorran su dorso, brazos y espalda, de manera que vayas aumentando la excitación de estar juntos, al tiempo que se divierten y se muestran el gran afecto y pasión que se tienen.

¡MUCHA ROPA, MUCHA ROPA!

¡Literal! ¡No es broma! ¡Déjense la ropa, aguanten un poco! Haz pasar el momento como una oportunidad de desestresarse, ganando aún más momentos agradables, combinando lo emocional en cada abrazo, frote, besos y palabras bonitas dichas al oído.

SUAVECITO PARA ABAJO, PARA ABAJO, PARA ABAJO, SUAVECITO PARA ARRIBA…

Y bueno a todo esto ¿cuáles pueden ser las partes más sensibles del cuerpo de tu chico? ¿Lista?

La cara: sí, aunque no lo creas la cara tiene varios puntos eróticos que pueden ir encendiendo poco a poco la pasión, sin acabar de inmediato con el preámbulo y los juegos de seducción.

Posar tus dedos suave y delicadamente hacia los labios de tu chico, ir cerrando sus párpados, para después pasear por su frente, mentón y orejas, le darán la bienvenida a una buena y sensual noche.

El cuello: El delicioso detalle que puede encantarlo, pues es una zona súper erógena y gran candidata para que logres tu cometido de enloquecerlo.

Articulaciones: rodillas, codos, muslos ¡agarra parejo!, pero no olvides que además de las caricias el detalle de distinción, podrás sellarlo con unos buenos besos.

MANOS CREATIVAS

Que tus manos no se queden dormidas, valte del halo de tu aliento sobre los oídos de tu pareja, de tus uñas para producir sensaciones o de partes de tu cuerpo que puedan ser co creadoras de caricias junto con tus manos, como los senos, tus piernas y ¿por qué no?, de juguetes eróticos.

¿Preparadas para una maravillosa noche de seducción?