¡Comparte en tus redes!

Tus prioridades no son las mismas que las de él

Tus prioridades no son las mismas que las de él

Tus prioridades no son las mismas que las de él

Un error muy frecuente en muchas parejas y que podrías estar cometiendo... es pretender que tus prioridades sean las mismas que las de él, o bien, querer imponer tus prioridades y tu voluntad a tu pareja. Así no funcionan las cosas, cada persona tiene sus propios gustos, sus propias expectativas y forma de ser. Lo importante es respetar las prioridades del otro y tratar siempre de llegar a acuerdos.

Muchos creen que controlando a su pareja tendrán una buena relación, pero intentar controlar a la otra persona es poner demandas sobre cómo quieres que se comporte, qué debe decir, cómo debe llevar a cabo su trabajo y cómo debe de ser su aspecto físico. Cuando haces esto no estás respetando sus prioridades, ¡peor aún!, no estás aceptando a tu pareja tal y como es, lo que significa que quizá no la ames, sino más bien amas la idea de cómo debería ser tu "pareja ideal".

Cuando tratas de controlar las cosas y de imponer tus prioridades desafortunadamente te pierdes la oportunidad de conocer a tu pareja, estás con tensión y frustrada porque por más que lo quieras controlar, termina mostrando su verdadero ser. Esto pasa porque la parte controlada, por más sumisa que sea, tarde o temprano hace lo que le dictan sus deseos, sus prioridades, o en otras circunstancias, saca su enojo guardado por ser privado de su libertad. Al final siempre buscará explorar aquello que le apasiona.

Aléjate de las falsas expectativas

Una expectativa es igual a esperar algo de tu pareja sin que se lo pidas. Imagina que llegas a una tienda con cinta adhesiva en la boca, no haces señas ni traes nada escrito, pero deseas que el despachador te proporcione el producto que deseas. ¿No te parece un poco absurdo? No pretendas que el otro te adivine el pensamiento y sepa como por arte de magia tus deseos. Aplica también para el sexo, no le dices lo que te gusta, pero le reclamas o te llenas de resentimiento porque él no lo hace.

Libertad

Convivir en pareja no significa tomar siempre las mismas decisiones y estar todo el tiempo juntos, necesitas esforzarte por buscar tu espacio y darle espacio a tu pareja. Si permites que salga a convivir con sus amigos te lo agradecerá bastante.