¡Comparte en tus redes!

Una autoestima saludable

“El amor a los demás y el amor a nosotros mismos no son alternativas opuestas. Todo lo contrario, una actitud de amor hacia sí mismos se halla en todos aquellos que son capaces de amar a los demás”. 

Erich Fromm

Armando FrancoLa autoestima se conforma por pensamientos, sentimientos y opiniones que tenemos sobre nosotros mismos. Lo cual significa que no es fija y esto da paso a mejorar tu autoestima en cada oportunidad que se tenga.

Lo que un individuo cree acerca de si mismo es determinante para alcanzar o no el éxito y para lograr o no ser feliz en la vida. Por lo cual podríamos decir que : “Tu eres lo que crees que eres”.

La autoestima es como el sistema inmunológico de nuestra consciencia. Si tenemos una autoestima Fuerte y Saludable, esta nos protegerá de experimentar trastornos emocionales y mentales como la depresión y la ansiedad. Así como el protegernos de caer en relaciones humanas patológicas posesivas o dependientes.

Un individuo con baja autoestima, centrara su atención en sus debilidades, en sus partes negativas y en lo que no tiene. Por el contrario una persona con una elevada autoestima la atención la centra en todo momento, en sus cualidades, en sus logros, en las cosas positivas dentro de la situación que se encuentra experimentando.

Una persona con elevada autoestima mantiene una actitud amable y amorosa actitud consigo mismo., la cual manifiesta en todo momento por medio de la comunicación interna que mantiene a través de su dialogo interno.

Los pilares de una autoestima saludable son:

  1. El amor
  2. El autorespeto
  3. La autoconfianza

La fuente de la autoestima saludable no se encuentra en el tener, ni en el hacer; se encuentra en “El Ser”. Se encuentra en la conciencia de que yo soy valiosa sin importar lo que tengo o lo que haga o no haga.

Tener una poderosa autoestima es amarnos y apoyarnos, a pesar de nuestros defectos, nuestros errores y nuestras limitaciones.

La autoestima no es algo que tenga que ver con el perfeccionismo, es algo que tiene que ver con la aceptación. Aceptación de quien tal cual soy.

Cuando hablamos de autoestima saludable hablamos de confianza. Tener confianza en uno mismo no significa pensar que eres indestructible o invencible. Significa el mantener un sentimiento poderoso de que pase lo que pase alrededor de nuestra vida, nosotros podremos generar los recursos y habilidades para mantenernos a flote, sabiendo que la vida es un misterio y que es imposible para nosotros controlar las situaciones que se nos presentan, pero que a pesar de ello nosotros podemos tener el control de generar una buena actitud para afrontarlo.

Quien tiene una sana autoestima es una persona flexible abierta a los cambios, una persona que si descubre que estaba equivocado, sabe disculparse y pedir perdón y después tiene el poder de modificar sus conductas y adaptarse. Una persona con elevada autoestima jamás dirá “Yo soy así y no puedo cambiar”.  Quien tiene una elevada autoestima se enfoca en crear y construir, no en apegarse a la ira y solo buscar destruir.

La autoestima se expresa en la relación con los demás, ya que quien es cruel, déspota, intolerante y destructivo solo nos muestra el como es en el fondo su relación consigo mismo. Una persona con baja autoestima, en profundidad es una persona cobarde que vive llena de miedos y estos miedos en algunos casos se expresan reaccionando de manera violenta e intransigente con las demás personas. Este tipo de individuos al sentirse tan débiles e indefensos internamente, en algunas ocasiones reaccionan exageradamente lanzándose al lado opuesto, buscando que se les perciba como poderosos, actuando de una manera sumamente violenta.

Quien verdaderamente tiene una elevada autoestima, no tiene miedo a no ser valorado por otros y ser incluso hasta rechazado y en caso de serlo, puede mostrarse tolerante, asertivo y simplemente se retirara sabiendo que nadie es monedita de oro.

Trabajar y desarrollar una elevada autoestima es fundamental si aspiras a mejorar tu calidad de vida y serenar tu consciencia.

El entorno familiar es sin duda fundamental en el desarrollo de la autoestima. Formar una poderosa autoestima es el deber de los padres. Desgraciadamente hoy en día muchas personas adultas, se desarrollaron en entornos familiares desagradables que generaron estos problemas en su personalidad. Si este es tu caso, entonces es importante que sepas que esto puede cambiar con el trabajo y el conocimiento adecuado. Si no puedes solo, busca ayuda profesional y trabaja contigo mismo diariamente en construir una mejor y verdaderamente sana autoestima.

Armando Franco

Armando Franco