Una forma de hidratarse más amigable con la naturaleza

¡Comparte en tus redes!

Es muy sano tomar agua diariamente, sin embargo hay un serio problema con la contaminación que generan las botellas de plástico, por esa razón se creó un invento que encapsula el agua en una burbuja biodegradable.

SABIDURÍA QUE AYUDA: De acuerdo con un artículo publicado en el diario San Francisco Chronicle, la US National and Atmospheric Administration investiga un serio problema de basura en el Océano Pacífico, dos grandes parches de basura se encuentran en el mar, son conocidos como “el gran parche de basura del Pacífico”, uno de los parches mide el doble de tamaño de Texas y flota entre Hawái y California, el otro flota entre Hawái y Japón. Cada una de estas dos desagradables montañas tiene basura de todo el mundo y el 90 por ciento es plástico. De los más de 90 billones de kilos de plástico que produce el mundo cada año, el 10 por ciento termina en el océano. ¿Ves la importancia de no generar basura?

Una botella de plástico tarda más de cien años en descomponerse y se necesitan 100 millones de litros de petróleo para hacer mil millones de botellas. Con el objetivo de solucionar el problema un grupo de diseñadores en Londres inventó unas burbujas para encapsular el agua y sustituir las botellas de PET. El agua queda atrapada en membranas comestibles de algas. Son cápsulas creadas a partir de la técnica culinaria de la "esferificación", así el agua queda almacenada en una especie de gota gigante, una forma de hidratarse más amigable con la naturaleza.

Los investigadores tratan de crear una alternativa para reducir el problema de contaminación, su alternativa ecológica lleva el nombre de Ooho!, el empaque está hecho con la finalidad de proponer la sustitución de botellas de plástico.

Lo mejor es que el contenedor de agua fácil de fabricar y más económico, es resistente y tiene la propiedad de ser biodegradable; pero si no se quiere tirar también es comestible. Además no hay porqué preocuparse, pues el producto es completamente higiénico.

El propósito es promover la conveniencia y limitar el impacto medioambiental, Ooho! es el primer proyecto que hace Skipping Lab, una empresa en Londres de reciente creación. Mientras este producto llega al mercado mexicano... ¿no crees que sería mejor beber en vasos de vidrio?