¡Comparte en tus redes!

¿Una mala relación por una mala compañía?

Adrian_guitierrezTodos los lunes a las 8 pm a través de la fanpage Motivación Liderazgo y Autoayuda transmito en vivo escogiendo un tema que yo creo que es del interés de nuestros seguidores.

Terminada la trasmisión comienzo a contestar todos los mensaje llegados, te he de confesar que algunas veces tardo más de dos horas ya que me llegan más de 500 mensajes, aunque la mayoría habla sobre el tema tratado siempre llegan preguntas que no tienen nada que ver con él y una constante es ¿cómo puedo hacer para lidiar con gente negativa?

Me preguntan ¿que cómo se pueden deshacer de amistades negativas, compañeros del trabajo o familiares que no los dejan crecer?

Es un tema difícil ya que detrás de cada pregunta hay muchos factores y muchas historias que desconozco, sin embargo trataré de responder de manera general con un ejemplo de mi vida personal.

Cuando me divorcié estaba triste, desubicado y aún no había cerrado mi ciclo, sin embargo comencé a salir con otra persona y ¿adivina qué? aunque no era un divorcio justo también ella pasaba por una ruptura de una relación de más de 5 años.

Aunque no era un noviazgo oficial, era una relación rara, donde un día podíamos ser los mejores amigos y otro día pelearnos como pareja en plena separación, creo que a veces nos necesitábamos y a veces proyectábamos todo lo que queríamos sacar con nuestras ex parejas.

Un día una amiga en común platicando de nuestra relación me hizo la siguiente pregunta: Adrian ¿una persona con problemas de drogas, rebeldía, sin ambiciones, y que pasa por un mal momento puede tener pareja? Lo pensé y ella contesto antes de que lo hiciera: Claro que si puede, alguien similar a él, las personas hacemos conexiones con gente que está en nuestra misma sintonía.

No te puedo decir con certeza que pasó, pero sé que yo comencé a sanar mis heridas, comencé a poner mi vida en orden y de un día para otro desaparecí y en más de 5 años no he sabido nada de ella. Un día desperté con mucha flojera de seguir con una relación así, y ella parecía estar estancada, así que seguí adelante con mi vida.

Curiosamente lo mismo pasó con mi trabajo, en el 2014 ya no estaba cómodo y decidí probar algo nuevo, con el tiempo llegaron personas que se parecían más a mí, un trabajo donde encontré gente que pensaba igual que yo y soy más feliz.

Mi consejo es muy simple, la vida es muy corta para tener alguien a nuestro lado que no está en nuestra misma sintonía. Avanza, sigue caminado y si te sigue, muy bien, ahora tendrán una nueva relación, si se queda, después conocerás gente nueva, gente que se parezca más a tu nuevo tú.

Nos leemos el próximo miércoles.

Adrián Gutiérrez