¡Comparte en tus redes!

Cómo usar tus labios en una relación sexual

El beso suele ser muy ignorado, pero es lo que le pone sabor al caldo, las relaciones sexuales inician con los besos, después del contacto labial la acción pasa a otro tipo de caricias, lo que va haciendo que la pareja vaya entrando en calor y compartan cada vez más intimidad. Cuando una película tiene un buen inicio te atrapa, pero si una película te aburre desde el principio es probable que pierdas el interés, lo mismo pasa con los "quicos", en verdad tienes que ser bueno con tus labios para iniciar con el pie derecho.

El labio superior

Un buen beso le da mucha intensidad a una relación sexual, los labios son sensibles y los besos generan muchos estímulos que elevan la excitación y el orgasmo. El labio superior de la mujer es una zona erógena muy sensible, si quieres encender la llama de la pasión en tu chica comienza concentrándote en este punto, dale pequeñas mordiditas y succiónalo suavemente. Juega con la parte interior de tu labio superior mientras besas, verás que comienzas a sentir rico. Hay quienes aseguran que el labio superior de la mujer tiene conexión directa con su zona genital, lo que ayuda a despertar excitación.

Suavidad

Dale a tu chica quicos suavecitos, dijera Elvis Crespo, separando tus labios poco a poco, después vuelve a presionar poco a poco, sin prisa, la cosa es calmada, desliza tus labio suavemente de arriba a abajo sobre los labios de tu pareja (es probable que la boca de tu pior es nada ya estén abiertos, si no lo están es porque esa persona está enojada contigo, no está cayendo en tus juegos de seducción, le huele la boca y le da pena abrirla o simplemente no sabe besar, por eso tienes que enseñarle), sigue acariciando tus labios con los suyos, así estimularás las terminaciones nerviosas de los labios.

Cómo usar tus labios en una relación sexual

Cómo usar tus labios en una relación sexual

La lengua entra en acción

Recuerda tener siempre una correcta higiene bucal, tu lengua debe entrar sutilmente, a nadie le gusta que invadan su boca con fuerza, así que ve permitiendo que la punta de la lengua entre despacito (¡uy!, ya se me antojó besar a mi chava), muévela con suavidad y no permitas que esté mucho tiempo adentro, alterna con el contacto labial para tomar aliento.

Kisses en la cara

Dale un respiro a su boca y alterna con besos en las mejillas, frente o donde quieras besar, no lo veas como si te fueses a dar un respiro, más bien es para hacer la cosa más interesante.

¡Estamos hablando de sexo!, pasemos a lo bueno

Besa su mano y sus dedos, como simulando que le estás haciendo sexo oral a tu chico, esto lo prenderá bastante.

Métete detrás de sus labios

Juega con la punta de la lengua y con tus labios para meterte detrás de sus labios, deslízate con suavidad para sentir la textura de su boca.

Conviértete en vampiro

Besa su cuello suevamente y un poco detrás de la oreja, abajo de la oreja y en su nuca, estas zonas hacen que a tu pareja se le ponga la piel chinita.

Final feliz

Vamos a ponernos románticos, después del sexo continúa besando a tu pareja, haz que el final sea algo bonito para ti y para ella (él). Hay una infinidad de formas para besar, trata de encontrar las más divertidas y excitantes.

Besos que jamás  deberías darle a una chica, en este link.

Besos que debes dar o contemplar antes de morir, en este enlace.

Besos que enamoran a los hombres, aquí.