¡Comparte en tus redes!

¿Vas a renunciar? Considera estos tips

renunciarTomar la decisión de abandonar un empleo no siempre es sencilla. En teoría, uno lo hace cuando tiene en puerta una mejor oportunidad laboral; sin embargo, las cosas no siempre son como uno espera.

En más ocasiones de las que quisiéramos admitir, hemos renunciado a un empleo porque no estamos conformes con el sueldo, la carga de trabajo es excesiva, detestamos el ambiente laboral, o simplemente porque las cosas no nos están funcionando.

Más allá de la causa, la forma en la que renuncias puede afectar gravemente tu futuro laboral. Recuerda que la mayoría de las compañías pide referencias y el hecho de que simplemente dejaras de ir, le gritaras a tu antiguo jefe o no terminaras las últimas tareas que se te fueron asignadas puede arruinar tu oportunidad de obtener un empleo que de verdad deseas.

Para que tu futuro profesional no quede amenazado por un mal momento en que te ganaron las emociones, aquí te dejamos algunos tips que te ayudarán a renunciar con elegancia.

  • Timing. Lo peor que puedes hacer es renunciar sin tener otra opción laboral asegurada. Si de plano esto no es posible, debes asegurarte de no tener deudas y que tus ahorros pueden mantenerte a flote en lo que encuentras trabajo.
  • Privacidad. Por muy fastidiado o enojado que estés, debes hablar con tu jefe en privado. No te recomendamos que le grites a mitad de la oficina y montes toda una escena.
  • Anticipación. No puedes renunciar de un día para otro. Es necesario que le comuniques a tu jefe tu decisión de irte, por lo menos dos semanas antes de partir definitivamente. Esos 15 días le darán la oportunidad de encontrar a tu remplazo, a la vez que tú atiendes todos tus pendientes y te vas sin dejar compromisos incumplidos.
  • Agradecimiento. Aunque tu experiencia en esa empresa hay sido una pesadilla, debes despedirte y agradecer la oportunidad que te fue dada. Nunca sabes cuándo puedes necesitar una recomendación.
  • Discreción. Evita contarles a tus compañeros que te vas. Tu jefe es el primero que debe enterarse de tu decisión, por lo que te recomendamos que seas discreto y no le comentes tus planes a nadie.

Asimismo, te sugerimos que dejes abierta la posibilidad de capacitar a tu remplazo y que te mantengas completamente sereno mientras discuten los términos de tu finiquito. Mientras en mejores términos te vayas, mejores referencias laborales tendrás.