Ventajas y desventajas de vivir cerca de la oficina

¡Comparte en tus redes!

¿Cuánto tiempo pasas en el tráfico o en el transporte público para llegar a tu oficina? ¿Una o dos horas? Si tu respuesta está por debajo de los 60 minutos, puedes considerarte afortunada por vivir tan cerca de tu centro de trabajo. Porque sí es una ventaja, ¿no?

Todos los servicios y especialistas en salud han señalado que desperdiciar tanto tiempo en los trayectos de tu casa a la oficina, y viceversa, puede afectar severamente tu salud física y mental. Pero… ¿alguna vez has pensado en las desventajas de vivir a unos cuantos minutos del trabajo?

Con esa interrogante en mente, nos dimos a la tarea de enlistar los pros y contras de esta situación:

VENTAJAS

  • Tiempo. Si llegar a la oficina sólo te toma algunos minutos, dispones de mucho tiempo que puedes aprovechar para atender asuntos personales, hacer ejercicio, o simplemente dormir más.
  • Tranquilidad. Las personas que viven cerca de la oficina, no sufren el estrés que provoca usar el transporte público, ni tienen que lidiar con cientos de conductores irresponsables que están ansiosos por llegar a su destino. Gracias a ello, llegan al trabajo con la mente y los nervios relajados, por lo que tendrán mayor concentración y rendirán más que sus compañeros.
  • Dinero. Obviamente, vivir cerca de tu lugar de trabajo te permite ahorrar dinero, pues no debes gastar tanto en gasolina o transporte. Si puedes llegar caminando o en bicicleta, el ahorro es mayor y ayudas al medioambiente.
  • Comidas. Supongamos que vives a unas cuantas cuadras de tu oficina. Esa distancia breve te permitirá nutrirte mejor que tus compañeros. De hecho, podrías olvidarte de cargar tópers o tener que comer alimentos de dudosa procedencia.

DESVENTAJAS

  • Disponibilidad. Si tu jefe o compañeros saben que vives cerca de la oficina, serás el primero al que llamen para atender las emergencias o resolver problemas de última hora. Lógicamente, no importa si tienes que atender asuntos personales, el trabajo es primero.
  • Workaholic a la vista. Dado que no tienes que invertir mucho tiempo para llegar casa, puedes comenzar a excederte con el trabajo. Antes de que te des cuenta, estarás hasta altas horas en la oficina o estarás sacando pendientes en tu hogar.
  • Horario. Aunque la breve entre tu casa y la oficina te permite aprovechar tiempo en otras actividades, también puede influir en tus horarios. Usualmente, las personas que viven más cerca son las que llegan más tarde al trabajo, ya que se confían a que no tienen que lidiar con el tráfico.

Como todo en la vida, trabajar cerca de tu casa puede ser la mejor o peor elección que hagas. Todo dependerá de la manera en que enfoques la situación