¡Comparte en tus redes!

El vicio de poner pretextos para no cumplir tus sueños

Fabio Valdés FarrugiaDar un paso hacia algo que queremos muchas veces puede dar miedo porque implica muchos cambios, o incluso muchas veces podemos sentir que no merecemos, por eso es más fácil comprase los pretextos a realmente arriesgarnos.

Hace poco fui por primera vez a Europa. Lo cual implica enfrentarme a muchos miedos, por un lado está el dejar varias semanas mi trabajo, gastar el dinero, ir a un país donde no hablan mi idioma y estar encerrado 11 horas en un avión sin opción de escapar.

Fue por eso que muchos años preferí comprarme los pretextos, que en su momento sonaban coherentes, en vez de dar el paso y viajar, conocer y llevar acabo uno de mis sueños.

Antes era mucho más fácil, bastaba con decir, “No tengo dinero”, “No es buen momento”, o cualquier otro pretexto que existiera en el momento y me quedaba aquí sin salir de viaje, y así fueron pasando los años.

Este año decidí arriesgarme, no les voy a mentir, no fue fácil, requirió que me esforzara al límite, y consumiera un par de litros de valentía, pero al final lo logré y fue una de las experiencias más increíbles de mi vida.

Les puedo decir que el momento en el que me cayó el veinte de que estaba en otro País fue viendo Cronos de Goya, la sensación que esa obra de arte despertó en mí, me hizo darme cuenta que “ya no estaba en Kansas”. A partir de ese momento una sensación de si poder se apoderó de mí, noté el valor que tuve y lo importante que fue vencer mis pretextos y viajar con todo y miedo a hacerlo.

De ahí en adelante fue un viaje lleno de emociones fuertes, bailé en el parque El Retiro, lloré en la Sagrada Familia, sonreí frente a la Fontana de Trevi, me impresioné de la belleza de Florencia y me enamoré de la historia de Berlín. Fue un viaje lleno de autodescubrimiento y en el cual pude conectar con mi esposa de una forma que no había logrado hasta ese momento.

Y bueno, podrás decirme ¿Y todo esto que tiene que ver conmigo? La idea de escribir esto es que notes en qué cosas has tenido pretextos por años para no hacer eso que tanto quieres, y una invitación para que hagas algo distinto. Sé que los pretextos pueden sonar muy reales, y eso que quieres puede parecer imposible, inalcanzable o incluso en ocasiones no tan importante.

El tip más importante que puedo darte es que revises dentro de ti y notes qué es eso que has querido hacer y que siempre piensas que habrá un momento mejor para hacerlo, y te invito a que crees un plan de tres pasos para hacerlo:

  1. Ponle fecha. No importa si son años o meses lo importante es que sea una fecha inamovible en la que sin importar los pretextos tomarás acción y harás eso que quieres.
  2. Quítate pretextos. ¿El tema es dinero? Ahorra.
  3. Dile a la gente lo que vas a hacer. a veces la presión social puede ayudar para lograr eso que queremos.

Te deseo suerte en esta aventura y espero sea tan liberadora como lo fue para mí.

Nos estaremos leyendo.

Abrazos.

 

Fabio Valdés

Fabio Valdés Farrugia