¡Comparte en tus redes!

Tengo VIH, él no lo sabe y ya me propuso matrimonio ¿qué hago?

Tengo VIH, él no lo sabe y ya me propuso matrimonio ¿qué hago?

Tengo VIH, él no lo sabe y ya me propuso matrimonio ¿qué hago?

En diferentes países del mundo la ley te protege si deseas mantener en silencio tu estado de salud, no tienes la obligación de decirle a todo el mundo que portas una enfermedad, en este caso el VIH, siempre y cuando tu silencio no afecte la salud de otras personas.

Las penas varían dependiendo el lugar del mundo en donde te encuentres, contagiar a alguien deliberadamente es considerado un delito con dolo. El 30 de julio pasado, el Congreso del Estado de Veracruz aprobó por unanimidad un paquete de reformas que incluía modificar el Código Penal local para sancionar específicamente el contagio de infecciones de transmisión sexual. El tipo penal ya existía, pero se refería sólo a “enfermedades graves”, en general.

¿Qué debes hacer?

Obviamente, es tu deber y responsabilidad cuidar de la salud de tu pareja, pero debes procurar que tus decisiones sean moralmente sustentables, conversando con algunas personas, encontramos que hay las siguientes soluciones:

1) Es más el pudor que me tengo que las ganas de casarme y decido no decir nada, rechazar la propuesta de matrimonio y retirarme.

2) Decirle a mi pareja que tengo una enfermedad y que no deseo ponerla en riesgo, por lo tanto no aceptaré la propuesta.

3) Comentarle que tengo una enfermedad, pero que lo amo y me gustaría aceptar la propuesta si él está de acuerdo.

No se trata de una confesión, no lo veas así, se confiesan los pecados y los crímenes y estar enfermo no es pecado ni crimen, lo que harías es compartir la información de que eres VIH y lo dices porque es tu voluntad decirlo. Tener VIH es algo que sin duda le informarás a tu pareja, pero ¿cómo decirlo?

¿Cómo le digo que tengo VIH?

Toca el tema, dile que un amigo o un novio que tuviste tuvo VIH, mejor si lo haces mientras hablan de los novios que han tenido, haz el comentario y observa su reacción. Puede ser que esté informado del tema, que no conozca mucho o que incluso simpatice con grupos de ayuda. No te alarmes si te dice que no sabe cómo actuaría o qué haría, es algo normal no saber cómo reaccionaríamos.

Puedes convertirte en una especie de mentora e informarle sobre este tema con información real y palabras honestas, puedes decirle "claro, yo me asusté como todos, pero me informé en una ONG". Más adelante podrás informarle. Si te propone sexo, será mejor no alargar el momento para decirle. No te quedes callada con la idea de que usar protección evitará un contagio, recuerda que el condón no es 100% efectivo.