¡Comparte en tus redes!

¿Y tú, para quién vives?

Hace unos días, leí en twitter una frase de Mauricio Castillo que a su vez hacía alusión a la obra de Chuck Palahniuk:

" Mi consejo para este buen fin; no compren algo que no necesitan, con dinero que no tienen, para impresionar a gente no conocen"

Y por supuesto que le di like y la retuiteé, me pareció verdaderamente profunda pues creo que muchas personas hacen justamente eso, no es solo el Buen Fin o la temporada de Navidad, es en cualquier época del año.

Georgette RiveraLa sociedad está tan inmersa en una ola de consumismo que aún cuando los precios sean alterados y los aumenten para darles el "supuesto" descuento, todo mundo corre y compra y compra y compra y, al mes siguiente la realidad los aplasta; se ven en la penosa necesidad de empeñar hasta la camisa y posteriormente vuelven a caer en la misma situación. Es cierto también que mucha gente sale a adquirir cosas que verdaderamente no necesita y muchas personas explican ese comportamiento porque dicen que eso les hace sentirse importantes; pero,  ¿para quién?, si en efecto eso traerá un hueco energético difícil de tapar; aquí lo importante es hacer conciencia de si estás haciendo eso por y para ti o para los demás. Si es lo primero, sea como sea te estás dando algo a ti y puede tener una justificación, más si es para impresionar a otros, tienes que saber que no tiene sentido, pues si lo que quieres demostrar es que tienes la capacidad económica para hacer lo que te venga en gana quiero decirte que no es por ahí, si asi fuera, no irías corriendo ni al julio regalado, ni al buen fin, los días amarillos, la venta nocturna, el adios a las mercancías o como quiera que se llame;  irías cuando realmente necesitaras algo sin necesidad de que te hagan un descuento, pues lo que es prioritario se debe comprar sin esperar una oferta para tenerlo.

Sé congruente, no gastes para tratar que otros piensen que eres alguien que no eres, sé tú y recapacita, recuerda que el valor que tienes radica en la persona que eres y no en lo que compras, pues hay quienes ni teniéndolo todo son capaces de acceder a la educación y, esa sí, es una primera necesidad casi ausente en nuestros días.

Aligera tus cargas y vive de manera natural sin tratar de hacer cosas para que te reconozcan, ya que en pocas palabras al que le va a costar será a ti; a los demás en realidad no les importará ver que pasas por una mala racha, al contrario, serás la comidilla de todos ellos por no saber quién tiene prioridad en tu vida, y esa, la tienes tú.

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera

Georgette Rivera