¡Comparte en tus redes!

¿Ya dio sus primeros pasos? Cuídalo y evita accidentes

Llevas esperando varios meses para ello y por fin tu hijo dio sus primeros pasos. ¡Ya no es un bebé! En cuanto se te pase la emoción del momento, debes poner manos a la obra para lograr que tu casa sea completamente segura.

primeros_pasosPronto te darás cuenta que hasta el objeto más inofensivo puede convertirse en un arma mortal cuando se trata de un pequeño que comienza a caminar y está ansioso de explorar el mundo que lo rodea.

De hecho, diversos estudios señalan que los niños de hasta cuatro años sufren más accidentes en casa, que fuera de ella. Los más frecuentes son las caídas, golpes, cortes, quemadoras, ingestas de productos tóxicos, descargas eléctricas y asfixias.

Por ello, tu trabajo es asegurarte que sus expediciones transcurran sin sobresaltos, por ello te recomendamos que:

  • Compañía. El hecho que haya dado unos pasos no significa que ya domine el arte de caminar. Necesitará varias semanas para que pueda mantenerse en pie y moverse con agilidad, mientras tanto debes acompañarlo y supervisarlo. Aunque hace años se recomendaba que emplearan andaderas, hoy se sabe que éstas pueden ocasionar muchos accidentes, como caídas y volcaduras.
  • Puertas. Las puertas ya no son una barrera para tu pequeño, por lo que si no quieres que entre en determinadas habitaciones, como la cocina y el baño (donde se concentran el mayor número de accidentes en casa) debes cerrarla perfectamente. No olvides, que también existe el riesgo de que se machuquen o corten los dedos con la puerta, así que asegúrate de que no se abran con facilidad.
  • Escalones. Ahora que dio sus primeros pasos, ¿qué lo detiene para subir o bajar escalones? Para que no vaya a caerse y lastimarse de gravedad debes colocar vallas de seguridad en las escaleras. Asegúrate de que el espacio entre los barrotes sea breve para que no pueda meter la cabeza.
  • Cajones, alacenas, armarios. Para evitar que tenga acceso a medicamentos, productos tóxicos o algún otro artículo con el que pueda lastimarse, debes colocar cierres de seguridad. Puedes encontrarlos en tlapalerías o tiendas de artículos para el hogar. Por si acaso, evita guardar en los cajones o entrepaños bajos tijeras, alambres, cuchillos, o cualquier objeto punzocortante.
  • Objetos pequeños. Atrás quedaron esos días en los que podías dejar botones, pilas o una simple bolsa de plástico sobre la mesa de la sala, el piso o sobre cualquier superficie que esté al alcance de tu hijo. Por si no lo sabes, los pequeños se llevan todo a la boca, por lo que existe el riesgo de que se asfixie.
  • Contactos eléctricos. Dado que a los pequeños les encanta meter los dedos en cualquier parte, debes proteger los enchufes. En el mercado puedes encontrar una especie de caretas o tapones que evitarán que el pequeño tenga acceso a la corriente eléctrica. Además, debes proteger los cables y jamás dejar encendidos los aparatos eléctricos.

Pese a todos tus esfuerzos, es imposible que evites que se caiga, pero puedes reducir la fuerza del impacto, si alfombras la habitación donde juega tu niño. Ojo, la alfombra debe cubrir todo el piso, evita los tapetes porque puede tropezarse con ellos.

 

Si quieres otros tips básicos para evitar accidentes en casa, haz click aquí.