¡Comparte en tus redes!

¿Ya estás lista para el regreso a clases?

regreso_a_clasesSeis días, sólo quedan seis días para que 26 millones de niños regresen a la escuela, por lo que declaramos oficialmente inaugurada la semana de histeria paternal. No creemos estar exagerando. De lo contrario, las tiendas de útiles escolares y las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México no estarían saturadas de padres de familia que corren de un lado a otro para buscar los mejores precios.

Ya sea por desidia, falta de dinero, tradición cultural, o porque de plano necesitas que tus días duren 30 horas para atender todos tus pendientes domésticos y laborales, pero apostaríamos lo que fuera a que los uniformes de tus hijos no están listos y aún te falta comprar cuadernos, plumas, colores y otros útiles, ¿cierto?

Aunque lo ideal hubiera sido que realizaras estas compras con anticipación y las valencianas de faldas y pantalones estuvieran hechas desde principios de mes, la verdad es que en este momento no sirve de nada hablar de planear y prever, sino de optimizar el tiempo disponible.

De entrada, debes anotar todas las tareas que tienes pendientes:

  • Útiles. Dado que los mexicanos tenemos la bonita costumbre de dejar todo al final, las tiendas suelen lanzar promociones y ofertas en los días previos al regreso a clases. Te recomendamos que las consultes por internet y decidas cuál es la que más se ajusta a tus necesidades. Además, debes seguir las recomendaciones de la Profeco sobre precios, marcas y calidad de los productos.
  • Uniformes. Al igual que con los útiles debes comparar precios y calidad de los productos. Si tus finanzas te lo permiten, compra dos conjuntos. De esta manera, tu pequeño tendrá un repuesto por si se mancha o llueve. Ojo, recuerda que los niños crecen muy rápido, así que no es conveniente que compres varios uniformes al mismo tiempo. Lo más seguro es que tengas que cambiárselo a mitad del ciclo escolar. Te sugerimos que todo quede planchado desde el sábado.
  • Zapatos. Aunque estamos a favor de prolongar la vida útil de las cosas, debes asegurarte de que los zapatos del año pasado aún le quedan y están en buenas condiciones. De lo contrario, estarás el domingo desesperada buscando un par que le quede, sea duradero y económico. Ojo, no esperes al lunes en la mañana para bolearlos. Muéstrale a tu hijo cómo debe de hacerse y déjenlos listos desde el sábado.
  • Mochila. Al igual que con los zapatos, debes revisar que la mochila del ciclo escolar anterior aún está en condiciones de soportar el ir y venir de cuadernos y libros.
  • Cuadernos. Revisa en qué condiciones deben ir los cuadernos de tus hijos. ¿Es necesario que vayan forrados de un color específico? ¿Deben llevar margen y numeración en cada hoja? Si es así, más vale que dividas la tarea con tu pareja o le pidas ayuda a un familiar.
  • Cabello. ¿Cuándo fue la última vez que le cortaron el cabello a tu hijo? Si ya parece león, debes programar ese corte cuanto antes. No esperes al fin de semana, pues seguramente todas las estéticas estarán saturadas.
  • Hábitos de sueño. Durante las vacaciones, los niños suelen acostarse y levantarse más tarde, por lo que es recomendable que modifiquen su rutina varios días antes. De otra manera, el lunes será imposible despertarlos. ¡Seguro llegan tarde!

Aunque parezca imposible en un primer momento, es recomendable que terminen con los preparativos para el regreso a clases desde el viernes o sábado. No sólo para que se ahorren las filas y tumultos, sino para que aprovechen el tiempo juntos y el último día de vacaciones no esté lleno de estrés.

 

Si piensas surtir tu lista de útiles escolares, consulta aquí las recomendaciones de la Profeco.