¡Comparte en tus redes!

Ya no batalles con las manchas de grasa en la ropa

A todos nos ha pasado. Justo el día que traemos nuestra prenda predilecta, algo ocurre con nuestra coordinación que somos incapaces de hacer algo sin accidentarnos, así que la adorada blusa o playera termina manchada de comida.

La peor parte es que justo ese día se te ocurrió comer mole, o algo súper grasoso, por lo que ya estás pensando en que tu prenda terminará en la basura, o que, en el mejor de los casos, tendrás que tallarla durante horas para remover las manchas.

Es verdad que en el mercado puedes encontrar productos que ye ayudarán a eliminar las manchas de grasa, pero esa efectividad viene acompañada de daños en los tejidos, y golpes certeros a nuestras carteras.

Afortunadamente, siempre tenemos alternativas más amigables con el ambiente, las prendas y hasta con nuestra economía.

Para remover las manchas de grasa en la ropa puedes usar:

Talco de bebé y detergente líquido para trastes

  1. Antes de usar este producto debes quitar el exceso de aceite o grasa con un poco de papel absorbente.
  2. Posteriormente, cubre la mancha con talco de bebé. Déjalo reposar por unos minutos y después retira el polvo con una cuchara.
  3. Aplica un poco de detergente líquido para trastes y agua. Usa tu pulgar para mezclar los dos productos.
  4. Cuando el detergente empiece a hacer espuma, toma un cepillo de dientes y talla la mancha circularmente. Eso tallar ropa oksí, no se te olvide tallar la prenda por ambos lados.
  5. Lava la prenda como habitualmente lo haces. Lo más recomendable es que la laves sola para que la grasa no acabe en otra pieza de ropa.

Alcohol de 90 grados

  1. Otra forma sencilla de remover las manchas de grasa es aplicar unas gotas de alcohol de 90 grados sobre la zona afectada. Déjalo
    reposar por un par de minutos.
  2. Transcurrido ese tiempo, remoja la prenda en agua con detergente, por 10 minutos.
  3. Posteriormente, sólo tendrás que lavar a mano la prenda. Para no dañar los tejidos, te recomendamos que frotes suavemente y uses agua tibia.

Sal y bicarbonato de sodio

Estos dos productos te ayudarán a remover las manchas de grasa fácilmente. El procedimiento que debes seguir es básicamente el mismo que con el talco de bebé.

  1. Si la mancha es reciente, debes quitar el exceso de grasa con papel absorbente.
  2. Cubre la zona afectada con sal y déjala actuar por 30 minutos.
  3. Retira la sal cuidadosamente y después coloca sobre la mancha una capa gruesa de bicarbonato de sodio.
  4. Deja que el bicarbonato haga su magia por 60 minutos y después frota la mancha con un cepillo de dientes viejo.
  5. Al instante verás que comienzan a formarse grumos. Esto se debe a que el bicarbonato absorbió la grasa.
  6. Lava la prenda igual que siempre. Si ves que la mancha persiste, deberás colocar de nuevo bicarbonato. Sólo que ésta vez lo mezclarás con detergente líquido para trastes.
  7. Enjuaga nuevamente y deja que la prenda se seque al aire libre.

Como puedes darte cuenta, eliminar las manchas de grasa es sencillo, sólo debes invertir un poco de tiempo en ello.