¡Comparte en tus redes!

7 errores de padres primerizos 

La llegada de un nuevo integrante de la familia, es siempre una alegría, pero también trae consigo cambios en la rutina de familia. Te platicamos sobre los 7 errores de padres primerizos. 

7 errores de padres primerizos | Ideas Que Ayudan

Sabiduría que ayuda: En promedio, atender las necesidades básicas de un hijo, sin contemplar gastos de educación y salud, desde el momento que nace hasta los 18 años equivale a una inversión de 364,983 pesos, según cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor- Forbes 

Muchos padres primerizos en su afán de darle el mejor de los cuidados y atención a su retoño, se desviven de una manera increíble. Si bien un recién nacido debe de tener ciertas precauciones, no debe de volverse el centro del mundo. Para aclarar más tus dudas, sigue leyendo. 

7 errores de padres primerizos 

Pediatra de cabecera

El nacimiento de un bebé trae consigo las muestras de cariño de muchos integrantes de la familia, entre ellas las tías y abuelas. Te recomendamos que aunque ellas te den los mejores consejos en cuanto a la salud de tu hijo se refiere, lo mejor es tener un pediatra de cabecera que sepa como atenderlo en cada etapa de su desarrollo. 

Recuerda: No hagas mucho caso a los consejos de terceros. 

Evita la higiene en exceso 

Tener los artículos de tu hijo limpios, en orden y a la mano debe de ser una de tus principales preocupaciones. Tener muchísima higiene para con él o ella, fuera de traerle beneficios la afectarás impidiendo que su cuerpo desarrolle sus propias defensas. 

No lo abrigues demasiado

Es muy común que en lugar de niño, el bebé parezca un tamalito, por tantas cobijas en las que esta envuelto. 

Abrígalo, más no en exceso, procura que traiga consigo una pijama calientita y cúbrelo únicamente con una frazada a una temperatura ambiente de 20º a 22º C. 

Sigue tu día a día

Muchas parejas tienen la creencia que mientras el bebé este dormido, se debe de mantener un silencio absoluto. No hay idea más errónea que esta. Después de mes y medio, el bebé se irá adaptando a los ciclos de luz y oscuridad, o sea que se adaptará sin problema a la vida normal en casa. Así que sigue tu vida con normalidad. 

¡Que no duerma con ustedes!

Más allá de protegerlo y mantenerlo cobijado, le estas haciendo un daño terrible. Al dormir junto con tu pareja puede ocurrir que lo asfixien sin darse cuenta, y también impacta de forma negativa en su independencia. 

Alarmarse cuando el bebé llora

La mayoría de los seres humanos asociamos el llanto con molestia y dolor, es importante saber que no siempre es así. El llanto representa una forma de comunicación del bebé para con el mundo.  Conforme pase el tiempo serás un experto y descifrarás la razón por la cual tu bebé llora. 

No lo sobreprotejas 

Construir el mundo de tu bebé dentro de una burbuja no te traerá más que consecuencias.  Al inicio es normal que pienses que tu nene es vulnerable ante cualquier cosa, descuida, comienza a tomar la vida con calma y sentido común 😉 

Recibir con todo el amor del mundo a un ser que has estado esperando por tantos meses, es la sensación más hermosa que cualquier padre puede experimentar. Reediseña tu mundo para que el tenga un gran papel dentro de tu día a día. 

Notas relacionadas con: ‘7 errores de padres primerizos’:

Cómo afrontar los cambios de tu relación al convertirse en padres. Aquí

Miedo a la paternidad, cómo superarlo. Aquí

Mitos y realidades de la leche materna. Aquí