¡Comparte en tus redes!

Actitudes con tu pareja que no crean una buena relación

Alessia Di BariÚltimamente, mucha gente me ha estado preguntando qué hacer con su pareja, cómo saber si sigue valiendo la pena estar con él/ella o qué tendrían qué hacer para no perderlo(a).

No creo que haya una sola respuesta para todas sus preguntas, ni siquiera para la misma, porque –como siempre digo-, cada caso es particular y cada persona es un mundo; así que la respuesta depende de cada quién y de qué estamos buscando en este momento particular.

Lo que sí te puedo decir es que hay una serie de actitudes con tu pareja que probablemente –aunque a veces funcionan- no te llevan a crear la mejor relación, te paso aquí las 3 que considero más importantes:

  1. “Enamorarte” del potencial. Si bien es parte del proceso, idealizar al ser amado/deseado, hay niveles. Si eres como yo, más de una vez, te ha de haber pasado que te enamoraste de alguien que no existe; es decir, de todo lo que podrías llegar a ser, pero no es y –honesto- no sabemos si será. ¿Solución? Pregúntate: Si la persona con la persona con la que estoy, así como eso, con todo y las cosas que no me gustan y/o que me desesperan o incluso me chocan, siempre se quedara así… Yo ¿seguiría con él/ella? Te doy un tip, la clave está en observarte y ser honesto(a) con tu respuesta.
  2. Querer controlar todo, todo el tiempo; esto también incluye controlarlo(a) a él/ella. Sí, te entiendo, si eres de mi equipo y te encanta el control, te estoy pidiendo algo difícil… pero se puede. Se trata de voltearte a ver, cambiar tu atención a ti cada que quieras controlar al otro o a la vida en general. Te recuerdo que el control es una bonita ilusión, pero eso, ciencia ficción; el control que buscas, se traduce en miedo a la incertidumbre. ¿Solución? Abraza a la incertidumbre, déjate sentirla; sino, nunca vas a poder ser capaz de lidiar con ella y es un must si lo que quieres es salir de tu zona de confort y dejar que la vida te sorprenda.
  3. Exigirle todo el tiempo que se haga cargo de tus necesidades. Sí, no es su responsabilidad llenar tus vacíos y cubrir todo lo que necesitas… esa chamba es tuya. Muchas veces, sin darnos cuenta, le exigimos al otro lo que sentimos que necesitamos y estamos convencidos que es SU tarea, no la nuestra. Es como decirle: “Toma mi vida, te la regalo, te toca hacerme feliz” ¿Solución? Aprender a contener a nuestro niña(a) interior y hacernos cargo de nosotros y por lo tanto, de todo aquello que sentimos que necesitamos. ¿Se vale pedir apoyo? ¡Claro! Pero es justo eso, aprender a pedir, no exigir y hacer berrinche si no nos lo dan. No sé si lo has notado, pero los niños exigen, los adulto pedimos y estamos claros con que la respuesta puede –y se vale- que sea un NO.

Pon estas tres cositas en práctica y me cuentas qué tal te va… sólo pruébalo y ve cómo funcionan en ti y en tu relación. ¿Mi recomendación? ¡Diviértete aprendiendo algo nuevo en ti!

Alessia Di Bari

Alessia Di Bari en redes sociales:

Facebook: Sexóloga Di Bari 

Twitter: @SexólogaDiBari

Evolución Terapéutica en redes sociales:

Facebook: Evolución Terapéutica 

Twitter: @EvoTera

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Alessia Di Bari, dando click aquí.

Todas las columnas de Evolución Terapéutica, dando click acá.

Qué hacer si tu pareja no quiere usar condón, dando click de este lado.

Kris Durden