¡Comparte en tus redes!

Amigos con derechos, 7 cosas que debes de saber

Alguna vez te lo habrán propuesto, o al menos habrás considerado tener algún tipo de contacto físico con ese amigo que te resulta tan atractivo, pero… ¿por qué no te has animado? Aquí te daremos algunas razones para animarte a tener tu primera relación de amigos con derechos.

Amigos con derechos

Es cierto que, en ocasiones, al tener un amigo con derechos las cosas se pueden complicar un poco, pero difícilmente vivirás la tórrida historia de amor que presentan en las películas. Por lo general, son relaciones convenientes, en las que sólo debes preocuparte por pasarla bien.

Si no estás del todo convencida, aquí te dejamos algunos de los beneficios de tener un amigo con beneficios.

Amigos con derechos, 7 cosas que debes de saber

Una vida sexual plena

Aunque es verdad que pueden ir a alguna fiesta o al cine de vez en cuando, la realidad es que cuando se ven es para tener relaciones sexuales. Ése es el objetivo de tener un amigo con derechos, por lo que puedes olvidarte de la incomodidad de las citas.

Una relación basada en la confianza

Jamás será lo mismo irse a la cama con un perfecto desconocido que con alguien en quién confías y te conoce a la perfección. Al estar con tu amigo con derechos te sentirás libre y cómoda para disfrutar del sexo y también tendrás la confianza de decirle qué te gusta y cómo te gusta.

Sin compromiso

Las relaciones casuales son perfectas para todos aquellos que no tienen deseos o interés en tener una pareja estable. Si tienes ganas de verlo, lo ves, si no es así, ¡no importa porque nada te obliga a hacerlo! Incluso hay quienes se animan a tener más de un amigo con derechos a la vez.

Sin exclusividad para ambos

Si no hay compromisos, no tienes por qué salir sólo con esa persona. Es más, si así lo deseas, puedes tener relaciones sexuales con otros. Lo importante de esta condición es que tengan la confianza para hablar abiertamente de esas cosas y no poner en riesgo la salud propia y de la otra persona.

Una relación regulada

Debes de saber que desde antes de iniciar una relación así, deben de tener claras las reglas que funcionan para los dos. Por ejemplo no involucrar sentimientos, no involucrar a la familia, no involucrar a los amigos o qué pasará cuando decidan terminar con esa relación.

No más rutina

Dado que se ven cuando quieren, y el objetivo principal es satisfacerse mutuamente, en este tipo de relaciones no hay cabida para la rutina. Cuando las cosas en la cama comienzan a ser aburridas es momento de cambiar de página y dar por terminado el asunto.

No más celos

Al tratarse de una relación basada en la confianza y el sexo los celos son una de las últimas cosas de las que debes preocuparte, pues los celos nos son parte de este acuerdo.

Si te animas a probar este tipo de relación con ese amigo especial, deben dejar las cosas claras desde el principio. No se valen dramas, celos ni berrinches.

Notas relacionadas con los amigos con derechos:

Antes de tener un amigo con derechos debes considerar algunas cosas. Chécalas aquí.

¿Quieres dejar de ser su amiga con derechos y convertirte en su novia? Haz click aquí y consulta nuestros consejos.

IdeasQueAyudan