¡Comparte en tus redes!

El amor y sus segundas oportunidades ¿Funcionan?

Se dice que en el amor como en las películas las segundas partes nunca son buenas, pero puede haber sus excepciones claro, por ejemplo, si en la relación hubo gran amor aún hay esperanza, pero si ese gran amor fue destruido bye. La pregunta del millón es ¿Las segundas oportunidades funcionan?

segundas oportunidades

Si los motivos de la ruptura son muy fuertes como: infidelidad, rutina, incomprensión, aquí lo más importante será la capacidad de perdón de la persona afectada.

El perdonar no significa olvidar, ya lo reza el viejo refrán, pero el que logra perdonar y superar todos los obstáculos que hubo y procura no recordarlo a cada ratito, le brida al otro y a sí mismo una nueva oportunidad, que pudiera funcionar.

Entonces si aún te quedan, resentimientos, incluso deseos de venganza, no es el momento de darse una segunda oportunidad, será mejor esperar y sanar internamente antes de dar este paso tan importante.

 

Por nada del mundo te engañes, porque si no estás en paz contigo, ni con la otra persona resultaría caótico este nuevo intento.

Comunícale a tu pareja tus intenciones de recuperar lo perdido, de hacer una reconstrucción de la relación, pero al mismo tiempo pídele tiempo y espacio para recuperarte y busca la forma de liberarte de esos sentimientos negativos.

Debe ser decisión de pareja.

Para que las segundas oportunidades funcionen, debe ser una decisión en conjunto. Si la segunda oportunidad se da porque alguno de los dos está siendo manipulado por el otro y regresa porque no soporta más la presión, este nuevo intento más temprano que tarde volverá a fracasar.

Debes poner atención en las señales y el deseo genuino de tu pareja por cambiar, si detectas tales ganas y gran convicción serán una garantía de que esta nueva oportunidad no dañarán por segunda ocasión la relación.

Y por último el amor debe ser el factor por el cual se están permitiendo esta segunda oportunidad, debes tener paciencia y mucha conciencia de que los cambios no llegaron de la noche a la maña es todo un proceso que funcionará si en realidad hay amor.

 

Si tú eres el que ruega y suplica por regresar con tu pareja, estaría de pelos que te detuvieras un momento, y reconsideraras las razones por las cuales la relación no funcionó, para que te concentres en ti, en buscar ese cambio como persona, y aprender de lo vivido.

En conclusión, las segundas oportunidades tienen sus pros y sus contras, depende de ti y tu pareja si hacen que esto funcione,  y si fracasan de nuevo lo más recomendable es alejarse y dejar de perder su tiempo.

Notas relacionadas:

Formas para dejar de acordarte de tu EX. Aquí.

Consejos para dejar de amar a quien no te valora. Aquí.

Emociones negativas que acaban con el amor. Aquí

IdeasQueAyudan