¡Comparte en tus redes!

Año “extra” ordinario, Navidad “extra” ordinaria ¿Qué podemos aprender?

A lo largo del año hemos estado rodeados de información de todo esto que vivimos, ¿qué es?, ¿cómo cuidarnos?, reglas, restricciones, aprendizajes, nueva realidad, prohibiciones y formas de adaptación, digamos que ha sido un año desolador en bastantes aspectos y aquí es donde nos preguntamos ¿Y ahora la navidad? una época que es reconocida por unir familiar, compartir momentos, visitar amigos, acercarnos y desearnos lo mejor:

Alicia Rábago

¿Qué podemos aprender de una Navidad tan diferente?

¡Ufff¡ Bien dicen que en situaciones “extraordinarias”, se requieren respuestas “extraordinarias” y eso es lo que como padres, educadores y familia tendremos que hacer, es momento de sacar ese ánimo que nos queda para logra una navidad diferente pero que también sea INOLVIDABLE, pero no llena de malos recuerdos,  que al pasar de los años podamos hablar de ella como una NAVIDAD “extra” ordinaria, por ahí dicen que todo dependerá del ángulo desde donde se mira y digamos que los adultos no somos expertos en pararnos en ángulos muy positivos, eso lo logran mejor los niños; nuestro pensamiento adulto a veces nos impide ver más allá de lo que los ojos pueden ver,

Si tienes a un niño, adolescente o joven en tú casa invítalo a que te ayude a hacer de esta Navidad, una navidad a la que podamos recordar como momentos de apoyo, de escucha, de introspección, de compartir y de aprender. Escuchar a los niños y enseñarlos a reflexionar y detenerse en lo que tienen y no sufrir por lo que no hay (cierta parte optimismo)

Busca hacer cosas que NUNCA has hecho, si nunca has cocinado: cocina, si nunca te has disfrazado: disfrázate, si nunca has cantado: canta, busca cosas que hagan feliz a tú familia que estoy seguro que eso te hará feliz a ti, Debemos tener muy claro que la felicidad no es una meta, la felicidad se construye con instantes, no es algo que se persigue debe ser algo que se disfrute; Aprendamos de los niños hacer de algo simple algo espectacular, así como cuando comprabas un juguete y lo más divertido era la caja, así, esas COSAS DIMINUTAS que causan emociones GIGANTESCAS.

La Navidad trae consigo muchas emociones, hay a quien le gusta, hay a quien le da nostalgia, hay a quien no le gusta, pero especialmente este año puede ser un buen momento de hablar con la familia y con los hijos y enseñarles a valorar lo que se tiene y hablar de cómo hemos convivido, que hemos  aprendido y que podemos seguir aprendiendo, muchas veces los momentos de crisis nos hacen comprender que había algo que se nos estaba pasando de largo, sin duda no ha sido una situación fácil, por el contrario el mundo atravesó por un momento muy complicado, pero en situaciones complicadas descubrimos que tan fuertes podemos ser, sin ni siquiera imaginarlo  y si hay algo que nos distingue es esa creatividad y deseo de salir adelante, por favor vive y enséñale a tus hijos que de toda situación por más dura que pueda ser hay algo que podemos aprender, no es sencillo pero no es imposible.

¡Felices Fiestas!

Alicia Rábago en redes sociales:

Facebook: Alicia Rábago

Twitter: @AliciaRabago

Instagram: @educalosparaquelosdemas

Yotube: Alicia Rábago

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Alicia Rábago, dando click aquí.

Alicia Rábago