¡Comparte en tus redes!

Combate la depresión

Como llega a suceder, en estas fechas que suponen júbilo y algarabía, mucha gente tiende a deprimirse y a sentirse sola, la cercanía del Fin de Año que supone cerrar ciclos, para muchas personas con temas de depresión hacen que los pensamientos negativos se hagan presentes, más con todas las vivencias de este 2020, la pandemia, el encierro, etc.;  por lo que es muy importante no dejar que esto suceda, ya que esto puede causar una verdadera crisis mental y emocional que vaya completamente en detrimento de cualquier comportamiento positivo y reflexivo.

Georgette Rivera

Si en esta época sientes nostalgia está bien, pero si de pronto te das cuenta de que esa sensación persiste y se vuelve una nebulosa en tu vida que te lleva más allá de la desesperación, es momento de que pidas ayuda, que levantes la voz y recurras a un especialista o a la persona más cercana a ti, que bien puede ser un familiar o un amigo, pero que sea la más cuerda, sensata y objetiva que conozcas para que no vayas a cometer algún atropello hacia ti mismo, con los demás o en la toma de cualquiera de tus decisiones importantes y a corto plazo, ya que en un arranque puedes cambiar por completo tu destino y no siempre para bien, pues cuando se omnibulan los pensamientos y las acciones no sé es objetivo, ya que solamente gobiernan la desazón y la duda, y desde ahí se puede incurrir en muchos errores, en ocasiones irreparables.

Si esta temporada de Navidad te destapa la tristeza trata de buscar en tu pasado donde es que está fincado ese sentimiento o vivencia, que te hace volver cada año a esa zona de angustia y descontento, al tiempo que regresas a sabotear lo poco que tienes de tranquilidad. Acepta que esa aflicción ya no es tuya, que ya pasó y debes dejarla partir, si no, nunca podrás fluir en el presente y te será muy difícil conectar con situaciones exitosas en el futuro. 

Es importante que con lo poco que tengas de voluntad te dispongas a lo que de verdad deseas cambiar y que te mantengas en esa convicción y disposición mientras encuentras la ayuda pertienente. No te confíes y trata de seguir más de seis meses con tu tratamiento, o bien el tiempo  que tu terapeuta considere necesario, para que se forme un hábito en tu vida y transformes esa sombra en luz.

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera 

Georgette Rivera 

Facebook: Georgette Rivera

Twitter: @Podomancia

Notas relacionadas 

Todas las columnas de Georgette Rivera dando click de este lado.

 

Georgette Rivera