¡Comparte en tus redes!

La comida más hedionda para llevar a la oficina

Llevar comida al trabajo es algo muy natural en estos días, diferentes empresas tienen un lugar designado para calentar y comer los sagrados alimentos que los oficinistas llevan de su casa, pero todos llegamos a la conclusión que hay comida que no se debe de calentar en ese espacio, pues su olor es tan potente que acaba perfumando todos los cubículos. Esta es la comida más hedionda para llevar a la oficina.

comida mas hedionda para llevar a la oficina

Esto para nada es problema de los oficinistas pues no les importa en verdad el olor tan desagradable que despida su recipiente de comida, ellos la calientan lo más que se pueda y antes de comerla ya están salivando y presumiendo de su manjar.

Es más, te presumen que es la rica comida que mejor le queda a su mujer, mamá o bien que es del recalentado de la fiesta a la que fueron el sábado, en la cual quedaron hasta las chanclas y hasta bailaron con los anfitriones y se robaron el centro de mesa.

Entre la comida más hedionda para llevar a la oficina esta:   

Huevo hervido. Sí es práctico, tiene un buen sabor, y es rico en nutrientes. Pero no manches cuando abres tu recipiente de crema en el que lo llevas, despide un olor muy fuerte que llega a ser desagradable. Y no falta el gracioso godín que grita a lo lejos “cierren las piernas”

 

 

Pescado. Todo un manjar traído del mar es muy nutritivo y perfecto para la “dieta” de los godínez, además de que tienen muchas preparaciones. Pero al momento de calentar o de solo destapar el recipiente, pa´su mecha, el olor que despide es sumamente potente, que hasta te hace lagrimear.

 

 

Atún. El atún es la comida de los godínez, por su bajo costo, su practicidad, y porque lo puede preparar con más alimentos que lo complementan perfectamente y crean un rico platillo. Pero todo eso no quita su mal olor, bueno no mal olor sino, un olor muy potente que llaga hasta el ultimo rincón de la oficina.

 

 

Torta de huevo con longaniza. Las tortas no faltan en la oficina y más en la mañana, para llenarse de energía, pero no falta el oficinista que gusta de las tortas de huevo y como no le basta le pone longaniza, la envuelve en una servilleta y vámonos. Al llegar a su escritorio y abrir su mochila, bolsa, maletín o lonchera, se empieza a percibir ese peculiar aroma de huevo y longaniza que causara disgusto entre los demás.

 

La rica pancita. En definitiva, este platillo y en realidad todos los platillos caldosos despiden un aroma muy hediondo, que abren el apetito o provocan nauseas.

 

 

Los tacos de moronga. La verdad quien se atreva a llevar estos tacos a su trabajo es un grosero, pues este alimento en todo momento huele feo. El godín que llegue estos tacos de sangre esta pidiendo a gritos que lo despidan.

 

 

Estos son solo algunos ejemplos de la comida más hedionda para llevar a la oficina, pero sabemos bien que existen más ¿Cuáles has llevado tu o alguno de tus compañeros de trabajo que ha afectado por días tu olfato?

Notas relacionadas con comida más hedionda para llevar a la oficina:

Snacks saludables para la oficina. Aquí.

7 ideas para llevar una dieta balanceada. Aquí

7 tips para quitarle el mal olor a tus trastes. Aquí.

IdeasQueAyudan