¡Comparte en tus redes!

¿Cómo hablar de la muerte con los niños?

La muerte es un tema que nos cuesta mucho trabajo abordar, es un tema al que muchas veces le damos la vuelta, si lo pensamos es un tema que deberíamos de tocar de manera natural a final de cuentas, nadie nos vamos a escapar de ella, aunque en México la “celebramos”, por que es toda una celebración, cuando ya toca hablar de duelos y perdidas no sabemos como hacerlo y más si es a los niños.

Alicia Rábago

Es importante considerar:

-De 1 a 2 años no se entiende el concepto de la muerte, puede mostrar escaso interés y seguir haciendo su vida como si nada hubiera pasado a menos que sea una persona muy cercana

-De los 2 a los 5 años se debe ser precavido al comunicarlo porque se tiene todavía pensamiento mágico y fantasioso y pueden creer que pueden volver.

-Desde los 5-6 años comienza aparecer el miedo a la muerte (miedos como rechazo social, al cambio, a la soledad, a la separación, al abandono)

-De los 5 a los 9 ya saben diferenciar entre fantasía y realidad, saben que es irrevocable y hay que contestar todas sus dudas

¿Qué hacer para ayudarlos?

*Si como adulto estás muy afectado pedir a alguien que esté más tranquilo para hablar con él, este es el punto de partida, si tú no estás tranquilo esa inquietud se la trasmitirás al niño, es importante que lo analices para que realmente le puedas ayudar y no inquietarlo más.

*Es importante hablar con la verdad, claro y con un vocabulario de acuerdo a su edad incluso si es posible situarnos hasta su altura para que sientan confianza y cercanía. Con hablar claro me refiero conceptos y palabras que el pueda comprender.

*Darle la oportunidad de preguntar, pueden surgirle muchas dudas o también darle opciones de preguntas, por ejemplo: ¿Cómo te sientes?, ¿quieres preguntar algo? ¿Necesitas que platiquemos? Y dejarle claro que si quiere hablar más adelante o tiene dudas pueden resolverlas juntos.

*Tocar el tema como parte de la vida, es un ciclo de vida.

*No ocultarse continuamente para llorar (si es alguien muy cercano el niño también tiene que vivir y aprender a enfrentar la tristeza)

*No utilizar connotaciones como “era muy bueno” por que si no explicamos claro los niños pueden asociar el “ser bueno con morirse”.

*No engañar (se fue de viaje, ya va a regresar) porque el niño puede esperar y creer que es abandono

*Expresar nuestro sentir, eso lo hace sentir que hay otro que puede sentir como él

*Antes de los 6 años no es recomendable llevarlo al velorio, ya que no logra entender todo el entrono.

*Debemos aprender a respetar como cada quien vive un duelo.

La mayoría de las manifestaciones del duelo infantil: negación, tristeza, sentimientos de culpabilidad, enojo, confusión, temor, ansiedad, cambios significativos en su comportamiento (alteraciones en el sueño, o apetito, conductas regresivas, somatizar y verlos desmotivados, llanto, problemas gastrointestinales, sentirse cansado, sentir constantemente un nudo en la garganta, nervios o tensión, estar inquietos o ansiosos Debemos prestar mucha atención a todas sus conductas,

Con la edad el miedo el miedo se modifica, más bien las manifestaciones de tristeza y posibles actividades cambian, pero un duelo es un proceso que se debe respetar.

Es difícil pero no olvides que a todos nos gusta que nos hablen con honestidad, claridad y amabilidad nos hace sentir que importamos y más en estos momentos.

La muerte es un proceso más de la vida pero nos cuesta mucho trabajo comprenderlo y el duelo tiene muchas etapas que podrían parecer que estamos en una montaña rusa, aprendamos a observar, escuchar y acompañar a cada quien en la forma de vivir su duelo, empezando por nosotros mismos.

Alicia Rábago en redes sociales:

Facebook: Alicia Rábago

Twitter: @AliciaRabago

Instagram: @educalosparaquelosdemas

Yotube: Alicia Rábago

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Alicia Rábago, dando click aquí.

Alicia Rábago