¡Comparte en tus redes!

Cómo sobrevivir a la cuesta de enero siendo oficinista

La cuesta de enero nos afecta mucho, sobre todo si gastaste en regalos para Navidad, invertiste en escribir las cartas a los Reyes Magos, compraste roscas, gastaste en vacaciones o si estrenaste algún abrigo. En enero mucha gente anda gastada y es muy difícil poder solventar los gastos y esperar con confianza hasta la quincena. Para que no te presiones tanto tenemos para ti algunas ideas que podrán ayudarte a extender un poco más tu dinero y cómo sobrevivir a la cuesta de enero siendo oficinista.

Como sobrevivir a la cuesta de enero siendo oficinista

Sabiduría que ayuda: para que esta cuesta no te cueste es importante saber administrarte, muchos especialistas profieren que esta es la base de un buen inicio financiero. Si desde antes de recibir tu aguinaldo trazas un plan o un presupuesto que te permita estimar con cuánto contarás y cómo lo podrás distribuir de acuerdo con tus necesidades será un buen inicio. Si te preguntas cómo sobrevivir a la cuesta de enero siendo oficinista, continúa leyendo.

1.- No uses las tarjetas de crédito. Podrías caer en la tentación de pensar que en la siguiente quincena te recuperas, pero lo cierto es que sólo te endeudas más. Mejor no gastes lo que no tienes.

 

2.- Cocina en casa. Es hora de llevar muy en alto el nombre de los Godínez, prepara tu comida en casa y evita gastar en una fonda, si la comida con sopa de verduras, arroz, comida y postre te cuesta $60 pesos... ¡imagínate! en una semana de haber llevado tu topper habrás ahorrado $300 pesos.

3.- Crea un presupuesto. Realiza una gráfica de los gastos y de los ingresos por quincena, deja un colchón y procura apartar un dinero en caso de emergencia (por si acaso tu pago se atrasa, por ejemplo).

4.- Analiza el pasado. Aprende de los gastos innecesarios que hiciste en el 2015 y proyecta una manera más inteligente de gastar tu dinero en el 2016. Calcula con cuánto dinero contarás para cada quincena.

 

5.- Apriétate el cinturón. Se trata de visitar menos los centros comerciales, cuando un compañero Godínez pregunte: "¿Quieren algo de la tienda?" di que no. Evita las visita a los supermercados y gasta menos en carro y más en transporte público para ir a la oficina.

6.- Aprovecha descuentos. A la hora de realizar tus compras de la despensa aprovecha las rebajas, compra sólo lo que necesites y no lo que desees. Trata de experimentar nuevas marcas, por ejemplo, si encuentras un litro de leche más barato.

7.- Optimiza los recursos. Se trata de algo más de organización con tus compañeros, si tienes amigos que viven cerca y uno tiene auto particular compartan el vehículo y compartan gastos de gasolina y estacionamiento. También pueden organizarse para compartir alimentos, por ejemplo, uno lleva el guisado y el otro compañero lleva otro guisado, un tercer colega puede llevar agua de sabor y postre, ¡así nadie gasta en fonda! Otra forma de optimizar los recursos es compartir la papelería.

 

Tener un buen inicio de año financieramente hablando si es posible, solo trata de no gastar más de la cuenta, y no endeudarte más o de lo contrario te veremos en las largas filas de las casas de empeño con la cadenita que te regalo carmen. El cómo sobrevivir a la cuesta de enero siendo oficinista es posible.

Notas relacionadas con cómo sobrevivir a la cuesta de enero siendo oficinista:

Que tu dinero sobreviva en las fiestas decembrinas. Aquí.

Consejos para ahorrar tu aguinaldo. Aquí.

Día Mundial del Ahorro. Aquí.

IdeasQueAyudan