¡Comparte en tus redes!

Compartiendo aprendizajes | Si lo crees lo creas

En esta ocasión quiero compartirles una de las experiencias más significativas en mi trayectoria profesional que viví con el empresario Don Lorenzo Servitje S. que sin duda es de los pocos empresarios con un perfil totalmente humano y de gran visión que ha existido en nuestro querido México y que de manera práctica genero en mi persona el sentimiento de “si lo crees lo creas”.

Oscar Rodriguez Gonzalez

La idea comenzó el día que lo visite unos meses después de tener un accidente automovilístico grave que me dejo fuera de la actividad profesional por un período de 6 meses y que este encuentro me permitió reflexionar y plantear alternativas para definir una solución a ésta difícil situación. Mi accidente en situación “normal” era el pretexto perfecto para dejar de hacer y convertirme en un parásito (como hoy tenemos algunos en el país), ser lástima de muchos y seguidor del populismo pero, en esta plática Don Lorenzo me entusiasmo con la idea que de las malas experiencias siempre son una oportunidad para buscar un aprendizaje positivo que empuje nuestras ideas, nuestra creatividad y nuestro perfil oculto como me dijo:

“Ocurre con los currículos en donde existen infinidad de elementos que nos definen, que no se conocen con el papel y que sólo se limitan a mostrar lo que los papeles certifican como tus estudios y/o trabajos que has tenido en tu trayectoria profesional”.

Te comparto esta información que se convirtió en un conocimiento a partir de una situación difícil y por esto lo considero una de mis contribuciones a la vida de la sociedad en la que vivimos.

si lo crees lo creas

Si lo crees lo creas

De lo anterior, te comparto el primer aprendizaje que corresponde a cambiar tus creencias que no siempre son las correctas porque tu entorno cambia constantemente y si no te sabes adaptar al cambio estas fuera del camino. El segundo aprendizaje es abrir tu mente a nuevas ideas y situaciones porque éstas, muchas veces son impulsores de tu éxito y debes verlas siempre como un reto, eliminar tus dudas y soltar el pasado para alcanzar todo tu potencial. Al mismo tiempo debes eliminar pensamientos y conductas negativas y desbloquear todo tu potencial para lograr lo que buscas en la vida.

Seguramente estas pensando que son rollos y que no se pueden hacer, pero te comparto que yo ya lo viví y esto me ha hecho cambiar mi perspectiva profesional y ampliar mis horizontes y objetivos profesionales. En situaciones difíciles puedes sentirte atrapado, abrumado o incapaz de escapar de tus pensamientos negativos, por lo que debes reconocer que aspectos que se convierten en negativos para tus objetivos (muchas veces inconsciente) afectan tu personalidad, tus metas, tu perspectiva y tus decisiones. Debes recuperar el control de tus pensamientos, sentimientos, acciones y debes convertir lo negativo en positivo y aceptar cambios en tu vida inesperados sin caer en viejos patrones negativos para alcanzar tus metas y sentirte satisfecho.

Y ante esto, no consigues tus objetivos porque no crees que puedas conseguirlos y aquí es donde mi historia tuvo un aprendizaje: cuando le comente a Don Lorenzo que mi aprendizaje de su comentario acerca de mi accidente sería escribir un libro su respuesta fue: “debes creer para crear porque creer es poder y en el primero que debes creer es en ti. Los títulos y papeles son importantes, pero tus experiencias son únicas y eso te hace valioso y diferente a los demás”. A partir de aquí, mi interés fue intenso en la conclusión del libro y contribuir clon este en la búsqueda de lograr que nuestro país sea próspero, más justo y más humano.

Después de vivir esta experiencia, mi reflexión es que tú puedes pensar en todo lo que quieras pero, si no crees poder lograrlo, seguramente no lo lograrás y te encontrarás a años luz de distancia de tu objetivo. Así que creer en lo que quieres y buscar crear para lograrlo se convierte en tu prioridad

Desde mi punto de vista, lo que debes hacer para poder crear lo que deseas en tu vida,  primero es cambiar tus creencias que seguramente te han limitado, como por ejemplo aquellas que debes haber pensado alguna vez como: “nunca lo lograré”, “yo no puedo”, “es difícil”, “no me lo merezco”, “yo no nací para esto” y entonces a partir de que decides solucionarlo debes ubicarlas en el plano de la conciencia para poder transformarlas y, desde ahí, darles la vuelta y convertirlas en creencias transformadoras, tales como “yo si puedo”, “esto es fácil para mí”, “soy el mejor”, “me lo merezco”, “soy buenísimo/a para esto”, “soy triunfador”, “soy una ganador(a)”, entre muchas otras.

Con base en lo anterior, por ejemplo, pensemos que tu deseo es tener un auto ultimo modelo, pero dentro de tu mente surgen ideas tales como “no tengo dinero para comprarlo”, “es un lujo para mi”, “nunca podré pagarlo”, “es muy grande para mi solo”, “el seguro me saldrá muy caro”, entre otros, entonces no estas alineado/a y en este caso, la alternativa viable para solucionarlo es que apuntes todas esas objeciones que tu mente te está revelando, ya que este será un paso crucial para poder revertir tus creencias, para que puedas transformarlas en creencias transformadoras.

La siguiente fase es transformarlas en su polo opuesto, por ejemplo: “No tengo dinero” por “Tengo suficiente dinero”, “No me lo merezco” por “Me la merezco” y cada una de  mis creencias transformarlas en un objetivo a cumplir y no en una declaración de no se puede. Para lograrlo hay que planear que debo hacer con tiempos y fechas e ir midiendo el avance hasta lograrlo. Tu persistencia y constancia te darán los elementos para lograrlo.

Después debes hacer una pequeña historia que incluya tus creencias transformadoras donde des por hecho que ya estás estrenando tu auto y esto debes leerlo todas las noches antes de dormir; es decir debes convertirlo en un hábito.

“Me encanta mi auto negro con rines deportivos y asientos recaro, me siento muy satisfecho con esta compra que refleja el resultado de mis esfuerzos por sobresalir profesionalmente y que me ha generado demasiado dinero para ayudar a los demás y poder comprar este auto, me merezco esta experiencia de compra, siento mucha gratitud porque me pude adquirirlo como resultado de mi esfuerzo, es justo el auto que me merezco, etc…”

La historia hazla lo más detallada posible donde le inyectes las nuevas creencias que has encontrado en este análisis.

En este ejercicio es más importante creer que puedes que sólo querer algo, de lo contrario todo quedará como un intento, como una vana ilusión y que siempre te quedarás esperando lo que tanto deseas, así que recuerda que: si lo crees lo creas.

Está reflexión intenta invitarte a que veas que estas creando tu historia y eres el único responsable de crearla y de lograrla. ¡Vamos México!

Oscar Rodríguez González

Director de Recursos Humanos, Speaker y autor concepto Familia Laboral ®
[email protected]
[email protected]

LinkeDln - Oscar Rodríguez González
Facebook - Oscar Rodríguez
Twitter - @FamiliaLaboral

Todas las columnas de Oscar Rodríguez González, dando click aquí.

Oscar Rodríguez González