Georgette Rivera

Georgette RiveraAhora sí llegó el tiempo de regresar a clases, un suceso en todas las familias que tienen hijos en edad escolar en cualquier nivel; y, sobre todo, las madres seguramente estarán felices, ya que ellas al fin van a tener vacaciones, pues no conforme con atender a los chicos todo el año, en verano tienen que buscar actividades para que sus pequeños puedan tener un momento de esparcimiento que a ellas les permita realizar sin preocupación alguna, cosas que no pueden cuando ellos están ahí.

Ahora todo va a volver a la normalidad, cada quien va al lugar que le corresponde y de nuevo inicia un ciclo que permitirá que todo se desarrolle en casa en un ambiente de paz.

Es importante que si es la primera vez que tus hijos van a asistir a la escuela, o bien, si van a cambiar de colegio, platiques con ellos y les hagas saber que todo en la vida está hecho de ciclos, así como sucede con el día que antecede a la noche; y que el tener la oportunidad de ir a una institución educativa es un regalo que permite la apertura al conocimiento, a las amistades, a nuevos retos, y que no hay nada que temer; la escuela es un segundo hogar al que hay que amar y respetar, por lo que será importante que exista una comunicación sana y te comenten cómo se sienten, qué dudas tienen, qué les gusta, qué no les gusta, si les ha sido fácil hacerse de amigos, si alguno de ellos es agresivo, etc.; eso ayudará a que en casa todos estén tranquilos y sepan lo que está sucediendo fuera de ahí. Si tú les das confianza a tus hijos ellos podrán desenvolverse en un clima de seguridad que, de manera positiva, marcará una diferencia en su aprendizaje y conducta, así como en su desarrollo dentro y fuera del colegio.

A estas alturas después de tantos días de asueto es probable que tus hijos estén deseando ya volver a clases, explorar aquello que no conocen, o bien, regresar y ver a sus amigos, contarles todo lo que hicieron en caso de que no se hayan visto, compartir experiencias y platicar sobre lo que pudo haber marcado su vida o cambiarla. La experiencia en las aulas es también un vínculo con las responsabilidades que tú les das y ellos asumen, eso los hace madurar; es importante que los integres cuando se forren libros y cuadernos, cuando se coloque su nombre en cada herramienta de trabajo, etc.; así aprenderán que los padres pueden ayudarles, pero que la responsabilidad es de ellos y deben lograr obtener buenos resultados porque ahí debe estar su atención.

Disfruta esta última semana y pon atención en las necesidades de tus hijos, recuerda que no hay mejor escuela que aquella que comienza en casa.

Bendecida semana.

Georgette Rivera

¿Qué te interesa?
Selecciona los temas de interés sobre
los que deseas recibir noticias: