¡Comparte en tus redes!

Cultiva la buena comunicación

Esta semana quiero hablarte sobre la importancia de lograr una buena comunicación con las personas que nos relacionamos, ya sean familiares, amigos o compañeros de trabajo, sin dejar de lado a todo aquel que se cruce en tu camino.

Georgette Rivera

Se dice que una buena comunicación es sinónimo de salud, lo que significa que nadie se calla lo evidente y que todo se resuelve en la mesa; ¿cómo es esto?, si algo molesta se habla sin la intención  de agraviar al otro, y de esta manera se propicia un intercambio sano; aunque para ello la otra parte  tiene que tomar a bien lo que está escuchando y no verlo como algo negativo; obvio para que esto suceda se requiere de mucha apertura al diálogo y, sobre todo, aceptar que hay ocasiones en las que pudiste haber dicho algo de manera equívoca, en tono sarcástico,  carente de empatía o simplemente sin conocimiento de causa. Al aceptar tu responsabilidad estás abriendo un camino hacia lo que podría  decirse es la esencia de la verdadera y deseada correspondencia entre los seres humanos,  ahí  promueves que tus relaciones se vean favorecidas, y que los demás busquen siempre tener un diálogo contigo, pues de esta forma te abres al cultivo de la buena comunicación que por cierto no se da hablando mucho, sino con sentido y respeto, tanto por lo que escuchas como por lo que contestas y la atención que pones en lo que estás recibiendo de tu emisor. Ser un buen escucha te pone en un lugar privilegiado porque siempre sabrás qué contestar, qué palabra puede dar más alivio que una medicina, y como a través de la práctica contínua de ello tus relaciones se vuelven más positivas, verdaderas y concientes. ¿Suena grandioso no?, puedes pensar que es difícil y eso resultará cierto  si no lo intentas, pero si estás en la disposición de poder cambiar algunas cosas en tu vida para fluir en el aquí y el ahora, te será muy fácil poder relacionarte promoviendo una comunicación libre de suposiciones.  Aquí algunos consejos:

Si lo que oíste te parece una barbaridad y la persona que lo dijo no se caracteriza por expresarse de manera irresponsable, violenta o negativa, deja que pasen unos minutos, tal vez unas horas, e  invítale un café, déjale saber que llamó mucho tu atención el modo en el que se expresó y que eso,  además de parecerte inusual te hace preguntarle si le pasa algo, si necesita ayuda, si estaba enojado  o bien si está atravesansdo por una situación en la que no se sienta a gusto; hazle saber que no siempre uno tiene que estar de buen humor y que si fue por eso es normal, pero si ocurrió por alguna de las causas anteriores entonces cuanta contigo y si algo te quiere comentar eres todo oídos para que pueda desahogarse, y dejar que esa sensación salga de su cuerpo, antes de que esa circunstancia le propine un dolor de cabeza o cualquier otra molestia que se puede evitar.

Deseando que tengas una feliz semana empieza practicando y dale los buenos días a los que están  cerca, eso marcará la diferencia, te llevarás sorpresas muy agradables.

Georgette Rivera 

Facebook: Georgette Rivera

Twitter: @Podomancia

Notas relacionadas 

Todas las columnas de Georgette Rivera dando click de este lado.

Georgette Rivera