¡Comparte en tus redes!

Curiosidad, una gran herramienta sexual

Alessia Di BariEsta semana tuve varios pacientes nuevos y unos de los temas que más salieron durante las consultas fue: ¿Cómo le haces para ser creativa en la cama? ¿Cómo le haces para hacer a la sexualidad parte de tu día a día?

Quizás lo mío es deformación profesional; todo el día, todos los días, hablo de sexo, pienso en sexo, sueño con sexo… por lo tanto, es un tema MUY presente en mi vida. De hecho, me costaría trabajo no hacerlo parte de mi día a día.

Pero creo que, contestando la pregunta, cuando lo aterrizo a mi vida personal y a la de mis pacientes… un ingrediente –para mi- fundamental es la: CURIOSIDAD. Sí, así como lo lees. ¿Que qué tiene de mágico? TODO.

¿Alguna vez has convivido con niños chiquitos? Son como pequeños científicos, curiosos y con hambre de descubrir el mundo. Todo les causa curiosidad y asombro. Yo creo que si los adultos retomáramos eso, nuestra vida sería muy distinta, pero particularmente nuestra vida sexual sería otra. Es decir, que pasaría si te abrieras al a posibilidad de –encuentro con encuentro- disfrutar lo que hay y ver todo lo que ocurre con asombro y curiosidad… permitiendo que la vida te sorprenda.

¿Qué pasa con esto? ¡Mucho! Cuando estamos curiosos, también estamos en un estado de “no saber”, es decir de poner lo que sabemos y/o creemos conocer en duda; por lo tanto, nos abrimos a las propuestas de la vida y ahí es donde la magia ocurre.

Por ejemplo, hace unos días estaba hablando con el galán por teléfono; bueno, en realidad chateando y me mandó un gif y yo le mandé otro y para cuando nos dimos cuenta estábamos sexteando y por qué no, también poniendo nuestras fantasías y gustos “sutilmente” en formato de gif para que la otra persona los viera. Fue una experiencia divertida y sexy; si nunca lo has hecho, te lo recomiendo, prometo que pasarás un rato muy entretenido.

Nada de esto hubiera pasado si yo ya “supiera” lo que me gusta y no me atreviera a probar y ver qué me pasa mientras lo hago. Mi consejo de esta semana: no te niegues a la aventura, sólo porque no saber qué va a ocurrir. Arriésgate a vivirla y sobre la marcha vas corrigiendo el rumbo, si es que hay algo que corregir.

Alessia Di Bari

Alessia Di Bari