¡Comparte en tus redes!

Delirios erotomaníacos

Algunas de las patologías reina de la psiquiátrica son las que incluyen a los padecimientos psicóticos. Con esta palabra caracterizamos a los problemas que se presentan cuando los pacientes se alejan del juicio de la realidad. Se conforman por la presencia de fenómenos alucinatorios, oír, ver o sentir estímulos que no se encuentran ahí; y la conformación de ideas delirantes, momentos del pensamiento de ideas falsas que se viven con la fuerza y el convencimiento de que son reales y verdaderas, sin ajustarse a un juicio lógico. Los contenidos más frecuentes de estos desórdenes son los de tipo de daño y perjuicio, donde la persona vive al mundo como un peligro hacia su persona y su mundo. Dentro de las modalidades menos prevalentes se encuentra algo que se conoce en la jerga psiquiátrica como delirios erotomaníacos.

Dr. Edilberto Peña de León

Estas son las ideas persistentes y con absoluto convencimiento de que alguien, habitualmente alguien famoso o reconocidos, se encuentra profunda y perdidamente enamorado de la persona afectada. Dando pie a fenómenos de acoso, persecución e interpretaciones incorrectas de las señales que se relacionan al enamorado en cuestión. De casos así, esta llena la literatura psicológica y, en los peores casos, los periódicos y las revistas de chismes. Esta intensidad de las emociones, llega a ser tan peligrosa que en ocasiones lleva a tragedias entre los diferentes involucrados.

Usualmente, vienen dentro de un grupo de enfermedades que se conocen como Trastornos delirantes, muy difíciles de diagnosticar y de tratar, con mala respuesta a los fármacos y a los distintos esquemas de psicoterapias.

En este 14 de febrero atípico, es buen momento para hablar de los desenlaces inadecuados del amor, como los delirios erotomaníacos.

Dr. Edilberto Peña de León

Edilberto Peña