¡Comparte en tus redes!

¿Dependes demasiado de tu pareja? ¿cuándo ya no es sano?

Sin duda las relaciones de pareja son de lo mejor que nos puede pasar, - uy si -, hasta que se convierte en una obsesión o bien en una dependencia hacia tu pareja. La dependencia hacia tu pareja es un estado psicológico donde la relación se vuelve asfixiante y donde se trata de tapar vacíos o traumas de una forma incorrecta.

dependencia hacia tu pareja

Los síntomas de una dependencia emocional a tu pareja suelen ser baja autoestima, cambios de ánimo, miedo al cambio, idealización excesiva hacia tu pareja, baja tolerancia hacia la frustración y un bajo concepto de sí misma, incapacidad para poner límites y no poder decir no.

Además de una necesidad obsesiva de estar con ella o él, y de que apruebe todo lo que tu hagas. el pesar buen tiempo con él o ella, pero sientes que no es necesario, no te es suficiente. Todo esto puede que sea normal para ti, porque buscas aceptación y no perderlo, pero llega el tiempo donde esto ya no es sano.

 

¿Como saber cuándo la dependencia hacia tu pareja ya no es sano? Para esto debes de identificar tus conductas de dependencia:

  • Cuando no te atreves a contradecir los gustos de tu pareja, aunque a ti no me parezcan.
  • Cuando no te atreves a expresar tus opiniones por miedo a contradecir a tu pareja, pues puedes parecerle poco inteligente
  • Cuando piensas que, si tu pareja no te presta atención, es porque ya no te quiere.
  • Perdonas todos sus errores o faltas, pero satanizas los tuyos. – que locos -.
  • Cuando eres capaz de renunciar a actividades importantes como tus estudios, tu familia, trabajo, amigos, para no molestar a tu pareja.
  • Soportarías una infidelidad con tal de seguir con tu pareja.  – está bien que lo quieras, pero no exageres -.
  • Cuando terminal y regresan, terminan otra vez y vuelven a regresar y así como otras tres veces, y haces todo lo posible o todo lo que él o ella te pida con tal de regresar.

Y puede haber unas mil razones más muy claras de que la dependencia que le tienes a tu pareja ya no es sana, ya no estás viviendo en libertad, estas tratando de controlar una relación que puede que ya no exista. En resumen cuando tu felicidad depende de lo que diga y haga otra persona, ya no es sano.

Así que no manches, identifica estas situaciones busca una relación con mucha comunicación de forma igualitaria y respetuosa, resolviendo sus problemas y hablando de sus emociones, reconocer sus equivocaciones y lo más importante tener una autoestima elevada y mucha confianza entre ustedes.

Notas relacionadas: 

Descubre si eres una persona con codependencia. Aquí.

¿Porqué preferimos llorar en vez de hablar? Aquí.

Cómo saber si es amor o es costumbre dando clic aquí.

IdeasQueAyudan