¡Comparte en tus redes!

Diferencias entre empleado y emprendedor

En la actualidad el mundo laboral se divide en dos partes, la de los empleados y la de los emprendedores, dos partes que sin duda desempeñan su trabajo con mucha dedicación para salir adelante y sobrevivir en este mundo de consumo. Pues hoy te vamos a hablar de las diferencias entre empleado y emprendedor.

Diferencias entre empleado y emprendedor

Sabiduría que ayuda: en México 40% de los universitarios ya egresados no tiene una propuesta de empleo, esto según estimaciones de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), esto hace que piensen en emprender. 7 de cada 10 personas dicen que para empezar un negocio debes tener personalidad.

Ambos tienen una visión, misión, responsabilidades y metas que cumplir, pero hay ciertas características que los diferencia uno del otro. Mientras que el empleado hace lo que le piden, el emprendedor hace lo que puede o que quiere. Y esta claro que ser empresario no es una actividad fácil y no es para todos, pues el problema viene desde el sistema educativo que prepara a la gente para recibir órdenes no para darlas.

Las diferencias entre empleado y emprendedor son:

Empecemos por saber más o menos cuantos empleados hay en nuestro país, 6.6 millones de mujeres y hombres trabajan en el sector primario, 13 millones en el secundario y 31.5 millones labora en el terciario de servicios, o sea la mayoría de la población es empleada. Entre los emprendedores 33% de estos tiene entre 25 y 35 años. El chiste es empezar joven para ganar experiencia y ser uno de los mejores empresarios.

Los emprendedores eligen que quieren aprender y preguntan libremente sin miedo a ser reprimidos o castigados.

Es su futuro y deben estar bien preparados, ninguna pregunta es tonta, al contrario, le ayudara a ser mejor y entender bien las cosas. Para un empleado el preguntar es sinónimo de retraso mental o de que no es la persona correcta para la tarea a realizar.

Los emprendedores conocen bien sus fortalezas y debilidades. 

En caso de que las desconozcas siempre serás el que recibe instrucciones, como un empleado. Si deseas ser un emprendedor debes empezar por educarte, conocerte a ti mismo y no pasar esta responsabilidad a otros.

Los emprendedores tienen una perspectiva buena del fracaso, los empleados lo ven como algo malo.

Al iniciar un negocio hay altibajos y los fracasos son grandes enseñanzas para mejorar y avanzar. Los empleados ante un fracaso se quejan, se culpan y hasta renuncian a seguir adelante.

Los empleados solucionan problemas, los emprendedores encuentran soluciones.

Un emprendedor hace suyos los problemas y asume su responsabilidad de encontrar una solución inmediata a mediano o a largo plazo. Los empleados adquieren posturas de no me importa, ese no es mi problema etc. buscan una solución momentánea que sirve en el momento, pero terminan delegando esa responsabilidad a otros.

El empleado se queda en una zona de confort, el emprendedor toma riesgos.

Los empleados se sientes seguros o muy cómodos haciendo lo de siempre, dando resultados o no. El emprendedor busca salir, explorar, crecer, experimentar y si falla lo vuelve a intentar. Creer en lo que hace le ayuda a conseguirlo.

El empleado encuentra un trabajo, el emprendedor da puestos de trabajo.

El empleado aplica para un puesto de trabajo que se adapte a sus condiciones y aptitudes. El emprendedor a partir de su modelo de negocios da empleo a gente competente que haga funcionar su empresa, el emprendedor es jefe.

¿Tú que quieres ser toda tu vida? ¿Un empleado o un emprendedor exitoso? No importa cual elijas si eres el mejor.

Notas relacionadas con diferencias entre empleado y emprendedor: 

¿La felicidad del empleado lo hace más creativo y eficiente? Aquí.

7 hábitos que mejoran tu productividad. Aquí.

¿No tienes chamba? sé un emprendedor crea una página web. Aquí.

IdeasQueAyudan