¡Comparte en tus redes!

Discusiones frente a los hijos

El solo hecho de nombrar la palabra discusión se nos viene a la cabeza; gritos, insultos, sombrerazos e incluso hasta faltas de respeto, empezando por ahí el concepto es equivocado, porque discusión no significa “pelear, gritar, enojarse…”, una discusión: “es una disputa o debate que se establece entre 2 o más personas sobre un tema en el cual se intercambian diferentes puntos de vista y opiniones…, proviene del latín discussiodiscussiōnis, que puede traducirse como “analizar un punto de vista” y que se encuentra conformado por tres partes: el prefijo “dis-“ sinonimo de separación, el verbo “quatere” que es equivalente a sacudir y finalmente el sufijo “ción” que significa “acción y efecto”.

Alicia Rábago

Discutir no es malo, no podemos estar de acuerdo con todo el mundo en todo y eso es algo que todos deberíamos de entender,  lo que sucede es que al defender nuestro punto de vista en una discusión tendremos que hacerlo de manera inteligente que aquí es donde se cometen los errores, discutir es intercambiar puntos de vista sobre un tema y se presenta cuando existen opiniones contrarias, lo dañino no es la discusión si no creo que es la “forma” en que se discute.

Existen estudios que nos dicen que las peleas o discusiones delante de los niños pueden causar estrés que puede afectar el desarrollo cognitivo, ya que el que el niño este continuamente expuesto a un ambiente agresivo y con continuas peleas su capacidad para responder a situaciones difíciles y a responder problemas se ve afectada y es más baja.

Recordemos que el hogar será para los niños su primera forma de relacionarse y si ellos aprenden que una discusión es aquella en donde solo se alza la voz, se insulta, se agrede, hay burlas y descalificaciones y además no se llega a nada esa será la forma en que el trate de resolver los conflictos, enseñarles a nuestros hijos que no estar de acuerdo con la forma de pensar de alguien o discernir en puntos de vista no tiene que ser de forma agresiva, se tiene que aprender a defender nuestros puntos de vista con argumentos para encontrar una solución, estas discusiones son las que no solo no pueden afectar a los hijos, si no que además les enseñan a resolver los conflictos de manera civilizada.

Un niño que aprende a vivir en un ambiente agresivo seguramente se desenvolverá de forma agresiva en el medio en el que el se sienta capaz de expresarlo, no solo hablemos de discusiones, si se vive en un ambiente hostil nuestro organismo vive en un constante estado de alerta y de estrés lo que ocasiona que se vea afectado todo nuestro desarrollo.

Siempre es un buen momento para enseñarle a nuestros hijos que podemos aprender a convivir de una manera más respetuosa, reconociendo nuestras diferencias ya sea en formas de pensar, de actuar o de sentir, lo que no se vale es descalificar a otras personas porque no les gusta o no piensan como nosotros.

Los padres tenemos mucho que aprender (todos los seres humanos), porque lo más importante es aprender a reconocer ¿qué nos molesta?, ¿porqué nos molesta? y ¿hacia donde nos lleva eso que estamos sintiendo?, se vale enojarse, se vale no estar de acuerdo, se vale discutir, lo que no se vale es reaccionar ante una situación de manera tan agresiva que el tema de la discusión se olvide porque las agresiones ahora son lo más importante, el control sobre nosotros mismos es lo más difícil de lograr y si nosotros no lo tenemos difícilmente nuestros hijos lograrán aprender a manejarlo.

Pensar diferente nos ayuda a ver el mundo desde muchas perspectivas, pero también aprender a defender nuestros puntos de vista de manera inteligente y con argumentos nos da la posibilidad de compartir a los demás lo que nosotros pensamos.

Ser tolerantes y respetuosos son algunas de las virtudes más cotizadas en el mundo pero si desde pequeños las trabajamos con nuestros hijos seguramente les estaremos ofreciendo dos grandes herramientas para gestionar su futuro.

Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Ciencias de la Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil, en Inteligencia Emocional y Coaching Educativo

Alicia Rábago en redes sociales:

Facebook: Alicia Rábago

Twitter: @AliciaRabago

Instagram: @educalosparaquelosdemas

Yotube: Alicia Rábago

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Alicia Rábago, dando click aquí.

Alicia Rábago