¡Comparte en tus redes!

El individualismo

Me ha sorprendido el hecho de que muchas personas están pasando por un verdadero calvario durante la pandemia, es decir, no pueden más con el encierro, sienten que se les alarga el día, les cuesta mucho trabajo dormir y el calor las tiene completamente sometidas; los comentarios más usuales son:

Georgette Rivera

  • Estoy acostumbrado a andar en la calle todo el día.
  • ¡No soporto más esto, es  como si fuera un castigo!.
  • La paso fatal y no me logro sincronizar con el nuevo horario.

Más allá de estas quejas o expresiones que aluden a las consecuencias de la endemia, te invito a que visualices la imagen de alguna ocasión en la que hayas visitado por ejemplo un zoológico, para disfrutar el poder ver muchos animales juntos en un solo lugar lejos de su hábitat; posiblemente hayan sigo arrancados de sus madres al nacer, capturados bajo maneras no ortodoxas para después  ser puestos en cautiverio, no se sabe, pero esos seres tienen muchos años encerrados, no tienen la opción de regresar a casa, están en una cuarentena permanente, viven en estrés y no porque los maltraten, sino porque extrañan su hogar, las grandes extensiones donde podían correr, pastar, cazar,  trepar, etc.;  mismas que se han quedado en el pasado. Han estado ahí para darle gusto al hombre,  para permanecer como piezas de museo vivientes, a la disposición de los visitantes impertinentes y de todo tipo que solo desean la foto para presumirla, sin tener piedad con ellos, ya no digamos los que viven en los acuarios; y todavía hay quienes no entienden el porqué muchas especies no se pueden reproducir en cautividad.

Tal vez hoy tú puedas contestar esa pregunta, solo cuando se está del otro lado el ser humano es capaz de verlo y sentirlo, ahora tenemos la oportunidad de no seguir viviendo ese individualismo que nos vuelve egoístas, separados de los demás. Lejos de sentir empatía por propios y extraños, es   tiempo de dejar la victimización atrás, no eres el único que la pasa mal en esta fase, es un tema colectivo, y solo hay una manera de poder sobrellevarlo y es dando gracias porque aún cuando no puedas salir de tu casa tienes vida, salud y tiempo por delante.

Recuerda que los momentos en los que surge una dificultad es cuando tienes la opción de ofrecer tu ayuda, mostrar tu interés por tus semejantes y encontrar en esa coyuntura la oportunidad para fortalecerte.

Eres único e irrepetible, pero formas parte de una sociedad y solo actuando en conjunto lograrás que el equilibrio llegue poco a poco.

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera 

Facebook: Georgette Rivera

Twitter: @Podomancia

Notas relacionadas 

Todas las columnas de Georgette Rivera dando click de este lado.

Georgette Rivera