¡Comparte en tus redes!

El tercer sexo o tercer género, ¿qué es?

¿Te has preguntado alguna vez, qué es ser mujer o de qué se trata esto de ser mujer? Simone de Beavoir dijo en su libro El Segundo Sexo… “No se nace mujer, se llega a serlo”.

Sexóloga Alessia Di Bari

Ahora que estoy estudiando el doctorado, esta frase ronda mi mente sin descanso ¿Qué nos construye como mujeres, como hombres… como personas? Porque también hay que decirlo, hay quien no se concibe a sí mismo, ni como uno ni como otro; esto, cuando hablamos de género. Pero cuando hablamos de sexo [serie de características físicas determinadas genéticamente, que colocan a los individuos de una especie en algún punto del continuo que tiene como extremos a los individuos reproductivamente complementarios. (J.L. Alvarez Gayou, Sexoterapia Integral)], ocurre lo mismo.

¿El problema? Que vivimos inmersos en una cultura binaria, donde existen opuestos que se excluyen mutuamente y toda la gama –inmensa- que hay en medio hacemos como que no existe, simplemente no la vemos. Tal es el caso de las personas intersexuales, por ejemplo. Nos cuesta trabajo entenderlo, porque no sabemos cómo concebir algo que no sea hombre o mujer.

Hay varios países que ya cuentan, como opción legal, con un tercer sexo y/o género; entre ellos están Canadá, algunos estados de EUA (Nueva York y California), Australia, Alemania, India y Nueva Zelanda. Depende el país, se le reconoce como: indefinido, X u otro.

Esta es una lucha que apenas empieza a ser visible, aunque no tenga nada de nueva. En México, existen los muxes, en una región zapoteca en el Istmo de Tehuantepec en Oaxaca. Elles (como se empieza a usar ahora para incluir a toda la diversidad y que nadie nos quedemos afuera) dicen: “Ni hombres ni mujeres, algo en medio”.  Así como los muxes, están hijras en India, los fa'afafine en Samoa, las kathoey en Tailandia o las vírgenes juramentadas en los Balcanes.

Yo no pierdo la esperanza de que algún día vivamos en un mundo en el que se nos reconozca como personas, como seres humanos, más allá de la genitalidad que presentemos, de las prácticas sexuales que nos gusten o de la gente con la que las disfrutemos. Tu ¿Qué piensas? ¿Qué tanto te has dado permiso de salir –o no- del estereotipo y por lo tanto, de tus roles según tu género?

Alessia Di Bari en redes sociales:

Facebook: Sexóloga Di Bari 

Twitter: @SexólogaDiBari

Evolución Terapéutica en redes sociales:

Facebook: Evolución Terapéutica 

Twitter: @EvoTera

 

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Alessia Di Bari, dando click aquí.

Todas las columnas de Evolución Terapéutica, dando click acá.

Alessia Di Bari